Mundo bebés
Alimentación saludable para niños

Alimentación saludable para niños: 5 consejos básicos y sencillos

Como madre, quizá sientes que los alimentos que actualmente le ofreces a tu pequeño no cumplen con los estándares nutricionales. Para tu tranquilidad, aquí aclaramos tus dudas y te explicamos cómo puede ser una alimentación saludable para niños.

 

Importancia de la alimentación saludable para niños

La alimentación cumple un papel muy importante en los dos primeros años de los niños, ya que interviene en su desarrollo cognitivo y crecimiento (FAO, 2018). Es por ello que, luego de que tu pequeño cumpla los 6 meses, debes comenzar a darle comidas complementarias sanas y equilibradas.

 

Al principio, tu pediatra te recomendará que incluyas alimentos de uno en uno. El objetivo: observar la tolerancia y aceptación del bebé. Después del primer año puedes ofrecerle a tu hijo los mismos alimentos que al resto de la familia (OMS, 2011).

 

5 consejos para una alimentación saludable para niños

1. Cocina variado

Lo ideal es que las comidas sean variadas. De esta forma te aseguras de cubrir todas sus necesidades nutricionales (OMS, s.f.). Así que, cuando sirvas las diferentes comidas del día para tu hijo, debes verificar que contengan ingredientes de los cinco grupos alimenticios:

  • En varias de las comidas; puedes ofrecerle algunas crudas.
  • Que estén frescas; aprovecha las que estén de temporada. Tanto las frutas como las verduras contienen vitaminas y minerales.
  • Los niños necesitan carbohidratos, por lo que no puedes privarlos de este alimento. Lo que sí puedes hacer es tratar que al menos la mitad de los cereales sean integrales. No te olvides de ofrecerle arroz, pasta, pan y avena (Gavin, 2018).
  • Proteínas. Incluye carnes, pescados o huevos todos los días (OMS, 2011).
  • Lácteos. La leche materna es lo más importante y no es reemplazable. Sin embargo, puedes darle lácteos como yogurt o queso.

 

2. Haz un plan de cinco comidas al día

Tanto en la alimentación saludable para niños como para adultos, lo recomendable es consumir cinco comidas diarias. Estas se reparten en: desayuno, merienda, almuerzo, snack y cena.

 

3. Controla las porciones para una alimentación saludable para niños

Estas son las porciones en las puedes servir para que se considere una alimentación saludable para niños:

  • Verduras y frutas. Deben ocupar la mitad del plato. Los niños deben consumir 400 g de verduras y frutas al día (OMS, 2018). En total serían cinco porciones.

Por ejemplo, una comida puede contener dos cucharadas de verduras. También puedes guiarte y servir por tazas: un cuarto de taza de fruta picada para el desayuno, media fruta y media taza de jugo para la merienda.

  • Proteínas y cereales. Debes servir de cada uno un cuarto del plato para que juntos formen la otra mitad.

 

4. Cuida la cantidad de sal y azúcar en tus preparaciones

A los niños les encantan las golosinas, los dulces y postres. De hecho, su cuerpo necesita azúcar, pero en cantidades adecuadas. Recuerda que su consumo en exceso puede terminar en caries y calorías que contribuyen a la obesidad (OMS, 2018).

 

También debes considerar los azúcares añadidos en los alimentos diarios. Por ejemplo, en los jugos naturales u otras preparaciones. En este sentido, limita la ingesta de bebidas azucaradas. En su lugar, ofrécele jugos 100% naturales. O bien mezcla leche o yogurt con frutas rojas.

 

En cuanto a la sal, también debes tener el mismo cuidado, pues su consumo en exceso es nocivo para la salud. La cantidad adecuada para utilizar en la alimentación saludable para niños es de hasta 5 g de sal al día (OMS, 2018).

 

5. Establece prácticas alimenticias

Es importante que la hora de comer sea un momento ameno, divertido y, sobre todo, muy apetecible. Por eso:

  • Coman juntos en familia.
  • Establece un horario de comida.
  • Dale la opción de elegir lo que quiere comer.
  • No lo presiones a comerse todo. Más bien permite que coma hasta que su apetito se sacie.
  • Permite que tenga oportunidad de probar platillos saludables fuera de casa. Quizá hasta aprendas una receta nueva que le guste.
  • Permite que disfrute de un postre de vez en cuando sin que este le quite importancia a la comida principal (Gavin, 2015).
  • Enseña con el ejemplo, así no tendrá la tentación de pedirte algo poco saludable que te haya visto comer.

 

El desarrollo infantil depende de que se cubran los requerimientos nutricionales de los niños. Por ello, comienza a trabajar en un plan de alimentación saludable para niños y ponlo en práctica día a día.

 

banner bebes

 

 

Referencias Bibliográficas:

FAO. (2018). Guías alimentarias. Recuperado de: http://www.fao.org/3/CA1017ES/ca1017es.pdf
Gavin, M. (Septiembre de 2015). Los niños y la comida: 10 consejos para los padres. KidsHealth. Recuperado de: https://kidshealth.org/es/parents/eating-tips-esp.html
Gavin, M. (Enero de 2018). Mi plato: guía de alimentación. KidsHealth. Recuperado de: https://kidshealth.org/es/kids/pyramid-esp.html
OMS. (29 de julio de 2011). ¿Cuál es la alimentación recomendable para el niño en sus primeros años de vida? Recuperado de: https://www.who.int/features/qa/57/es/#:~:text=Durante%20los%20seis%20primeros%20meses,los%20dos%20a%C3%B1os%20como%20m%C3%ADnimo.
OMS. (31 de agosto de 2018). Alimentación sana. Recuperado de: https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/healthy-diet
OMS. (s.f.). Alimentación complementaria. Recuperado de: https://www.who.int/nutrition/topics/complementary_feeding/es/