Mundo bebés
Antojos en el embarazo

¿Agobiada por el antojo en el embarazo? Entérate por qué aparece y cómo calmarlo o aliviarlo sanamente

El famoso antojo en el embarazo es uno de los síntomas más comunes. Médicos y científicos exponen diferentes argumentos para explicar por qué aparece el antojo que desde el primer mes de embarazo te hace desear un plato de comida picante o una barra enorme de chocolate.

 

¿Por qué aparece el antojo en el embarazo?

Especialistas sugieren que los requerimientos de nutrientes y vitaminas se manifiestan a través de antojos por alimentos en específico. Por ejemplo, carnes rojas, picante, dulces y chocolate.

 

Los cambios hormonales durante la gestación, pueden ser responsables de las fluctuaciones en tu apetito. Otro factor determinante en tus antojos, pueden ser tus emociones. Al estar bajo estrés o ansiedad y con mayor necesidad de afecto, esos antojos se convierten en la manera en la que tu cuerpo expresa la atención que requiere para sentirse cuidado y atendido.

 

Sigue estos consejos para calmar los antojos en el embarazo

Una manera de atender el antojo en el embarazo desde su origen, es prestando atención al desarrollo del bebé y a tu salud durante la gestación. Esto, para prevenir algún déficit alimenticio o desajuste hormonal.

 

Sigue las indicaciones de tu médico obstetra

Toma vitaminas y hazte exámenes de sangre que tu médico te ordene durante  control prenatal. Ya que, como especialista, puede monitorear mejor los requerimientos particulares de tu organismo.

 

Organiza tus comidas

De esta manera puedes tener al menos dos meriendas al día además de las tres comidas principales. Reduce las porciones en tu plato para que no te satures de comida. Esto, si sufres también de mareos o rechazo a ciertos alimentos.

 

Aprovecha las alternativas saludables de cada antojo de comida que tengas

Te ayudará a mantener una alimentación balanceada en la que tus antojos sean un complemento. Así, no sabotean tu salud ni la del bebé. Por ejemplo, si tienes ganas de comer chocolate, elige aquellos con un porcentaje alto de cacao. Puedes optar por las versiones integrales de tus alimentos preferidos. Por ejemplo, las galletas o el pan, para que el aporte de fibra sea mayor,  mejore tu digestión y tengas una mayor sensación de saciedad.

 

Es normal sentirte nerviosa e inexperta durante esta etapa. No te preocupes, cada mamá vive su embarazo a su ritmo. Recuerda tener controles periódicos con tu médico de confianza y recibe a tu bebé con todo el amor que tienes para él.

 

 

Referencias Bibliográficas:

Cereceda, M. et al. (2014). Consideraciones para una adecuada alimentación durante el embarazo. Revista Peruana de Ginecología y Obstetricia, 60(2), 153-160. Recuperado de http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2304-51322014000200009&lng=es&tlng=es.
Clínica San Pablo Surco (s.f) Los antojos y el embarazo. Recuperado de: https://www.sanpablo.com.pe/cuidados-durante-el-embarazo/