Mundo bebés
Inteligencias múltiples: técnicas de estimulación temprana

Ayuda a estimular las inteligencias múltiples de tu bebé

¿Has oído hablar de las inteligencias múltiples y te preguntas qué son? ¿Quieres conocer los ejercicios qué puedes hacer con tu hijo para estimularlas?

 

Es bueno que sepas que aunque tu niño sea muy pequeño existen técnicas de estimulación para todos los tipos de inteligencia. Pero primero, es bueno conocer en detalle que son, y de esta manera trabajarlas con tus hijos.

 

Inteligencias múltiples: el secreto del conocimiento en tus manos

Al hablar de ellas, en un principio, tienes que entenderlas como un entramado de inteligencias. Es decir, cada persona tiene una combinación de cada una de ellas.

 

Lev Vygotsky (1981), representante renombrado en teoría sociocultural, le otorga a la interacción humana y el aprendizaje social el papel central. Esto significa que cada persona aprende de los miembros más hábiles de la sociedad (padres, maestros).

 

En este sentido, la inteligencia se desarrolla con el tiempo. Todos tenemos ciertas habilidades y estas se descomponen en diversas inteligencias que veremos a continuación. Aunque claro, ya has visto que estas son una combinación más o menos dispar, que contempla cada una de nuestras aptitudes.

 

Tipos de inteligencia: conoce cuales existen

Howard Gardner (1998), en su libro Inteligencias múltiples, nos habla de 8 tipos de inteligencia. Estas, según su mirada, dependen entre otros aspectos, de su forma de encontrar soluciones a los problemas que se le plantean.

 

Aunque también el ambiente en el cual se encuentra inmerso y la estimulación cognitiva juegan un rol importante.

Las inteligencias de las que habla son las siguientes:

 

-       Lingüística

-       Física

-       Espacial

-       Matemática

-       Musical

-       Naturalista

-       Interpersonal

-       Intrapersonal

 

¿Te parece entonces ver ejercicios para fomentar esta inteligencia interpersonal? Conocer el interesante universo de emociones constituye un reto desafiante en el aprendizaje diario.

 

Técnicas de estimulación temprana de las inteligencias múltiples

Cuando hablamos de bebés, es bueno entender que el nexo de conocimiento es a través del contacto diario contigo, mamá. Además de que tu bebé, en sus primeros años de vida, es una verdadera esponja con ansias de saber.

 

De hecho, en sus primeros dos años de vida tu hijo atraviesa la etapa conocida como sensorio motor (Piaget, 1989). En su primer mes de vida va a utilizar los reflejos; y entre los 5 y 9 meses, consigue repetir sonidos.  

 

A la hora de trabajar con su cuerpo es interesante observar cómo reacciona ante diversos estímulos. En un principio es bueno que mueva sus manos en respuesta a distintos estímulos que tú le generes. Juega con su cuerpo, es un excelente medio de conocimiento. Incluso las mínimas cosquillas o caricias harán la diferencia.

 

Asimismo, recuerda una forma de conocer el mundo es a partir del tacto. Deja que tu bebé toque diversos objetos. Intenta que genere una interacción con ellos. Pero recuerda que tú debes ser el nexo entre tu hijo y los objetos que lo rodean.

 

Ten en consideración que es fundamental estimular las emociones de tu niño desde una edad temprana. Para ello utiliza siempre palabras afirmativas, más allá del clásico “muy bien”.

 

También demuestra que le importas a través de besos, mimos. Al tiempo que haces esto, intenta jugar con sus pies y brazos. Esto le dará confianza en sí mismo.

 

El mundo como laboratorio de aprendizaje

La conexión contigo, mamá, es muy importante. Desde el quinto mes, tu bebé comenzará a señalarte objetos que captan su atención. Es tiempo que le permitas tocar lo que observa y le menciones la palabra que se asocia con ese objeto.

 

Cuando se trata de la inteligencia interpersonal (aunque también la intra), los masajes de arriba hacia debajo del abdomen son muy importantes. También recuerda decirle cosas que lo motiven, lo hagan especial y deseado. Esto conseguirá que tu hijo se vuelva más social.

 

Otro excelente ejercicio a la hora de estimular las inteligencias múltiples, se genera a partir del juego sensorial. Esto consiste en generar una especie de diálogo con el cuerpo de tu bebé. Para ello deberás dar suaves toques en partes del cuerpo de tu hijo y esperar su reacción. Paso seguido tocas la parte que ha movido y le dirás palabras afirmativas, a modo de felicitación.

 

Fomentar el aprendizaje de tu bebé

Las inteligencias múltiples, como ya habrás visto, pueden estimularse desde una temprana etapa. Veamos algunos aspectos centrales a la hora de jugar con tu bebé.

 

Por ejemplo, hacerle escuchar música; fomenta su inteligencia musical, estimulando el movimiento. De hecho, es muy recomendable que escuche música durante las últimas etapas de tu embarazo. Verás como se conecta contigo, y te responde con intensos movimientos.

 

Puedes hacerle escuchar música colocando auriculares en tu vientre. Luego llevarás el ritmo de la música que oigas, a través de palmadas a la panza. A partir de este momento sentirás como responde con pequeñas patadas. Hermosa forma de conexión, ¿verdad?

 

En sintonía con el anterior punto, cantarle o leerle, permite que en un futuro consiga expresarse mejor. Por lo que la música, es una herramienta útil, desde los primeros pasos. Ni que hablar de la lectura. Este ejercicio fomentará, a mediano plazo, el habla.

 

Un comentario final con relación a las inteligencias múltiples

Entras en una etapa de grandes cambios evolutivos, en el que se produce el desarrollo cognitivo de tu hijo. Es maravilloso ver cómo tu bebé aprende a pensar, a través de un intercambio constante con el mundo en el que vive.

 

Ahora es tiempo de poner en práctica lo que hemos aprendido. Por ello, mamá, interactúa con tu bebé. Intenta conocerlo más al tiempo que te conoces a ti misma.

 

Recuerda que este es un período de gran aprendizaje para ambos. ¡Disfruta el hermoso regalo que te ha dado la vida!

 

Referencias Bibliográficas

Alonso, J. (1997). Motivar para el aprendizaje. Barcelona: Edebé.

Gardner, H. (1998). Inteligencias múltiples. La teoría en la práctica. Barcelona: Paidós.

Moreno, J.A. (2002). Aprendizaje a través del juego. Madrid: Algibe.

Piaget, J. (1989). Desarrollo cognitivo del niño y del adolescente. Madrid: Anaya.

Vygotsky, L.S. (1981) Pensamiento y Lenguaje. Buenos Aires: La Pléyade.