Mundo bebés
Preparación llegada de bebés recién nacidos

Consejos prácticos para la llegada al hogar de bebés recién nacidos

Un hijo te cambia la vida y también el hogar ¡No te preocupes! La aventura de ser madre o padre siempre será maravillosa. Sin embargo, sabemos que tienes muchas preguntas, entre ellas sobre lo que se debe preparar para la llegada a casa de bebés recién nacidos.

Nuestro primer consejo es que disfrutes cada etapa de tu bebé, incluyendo el embarazo y la preparación para su nacimiento. Esta es una guía con consejos prácticos, tanto para padres primerizos como para quienes ya han tenido hijos, con el propósito de preparar el hogar para recibir bebés recién nacidos.

Toma lápiz y papel y ve tachando las cosas que ya tienes listas. ¡Empecemos!

 

Espacios para bebés recién nacidos

Para comenzar, es importante que tengas presente que los primeros días es necesario que estés muy cerca de tu bebé, tanto papá como mamá. Así que es recomendable que estas primeras semanas de vida uses un moisés pequeño en tu habitación. Así, será más fácil la lactancia materna y podrás estar pendiente de sus necesidades.

¿Has pensado después de esas primeras semanas dónde dormirá tu bebé?

Seguro que sí. Veamos algunas opciones:

Tu bebé dormirá contigo en la misma habitación

Si esta es tu primera opción, es importante que tengas en cuenta algunos aspectos. Pregúntate con qué espacio cuentas y dónde vas a acomodar la cuna o el corral que elijas

Para escoger la mejor forma de organizar tu habitación debes considerar la temperatura del ambiente, si tienes alguna ventana y la facilidad para la lactancia materna.

Según el Comité de Lactancia Materna y la Asociación Española de Pediatría (2014) es importante tomar algunas precauciones. Por ejemplo, no es recomendable que los bebés recién nacidos duerman con peluches, mantas o muchas almohadas que le puedan obstruir su respiración.

Ahora, entre más sencilla sea la cuna y el corral mucho mejor. Eso sí, es importante que compruebes su estabilidad y que no tenga huecos o espacios por donde el bebé se pueda caer. Aquí encontrarás todo lo que necesitas saber sobre el sueño en los primeros meses de tu hijo.

Tu bebé dormirá en su propia habitación

El sueño es un proceso madurativo en los bebés recién nacidos. Esto significa que con el tiempo los periodos de sueño serán más largos. Así que no te preocupes si tu bebé duerme un número diferente de horas cada noche, pues los ritmos van cambiando. Si decides que tu bebé dormirá en su propia habitación, debes tener en cuenta lo siguiente:

 

-       Puedes adquirir algún vigilabebé. Se trata de dispositivos que te permiten estar al tanto de los bebés recién nacidos. Decide cuál se acomoda más a tus necesidades. Existen vigilabebés con cámaras de vídeo y otros solo con audio.

 

-       Debes asegurarte de la seguridad de tu bebé. No dejes ningún objeto cerca de él que pueda tragarse.

 

-       Además, deberás garantizarle todos los demás aspectos que a continuación nombraremos.

 

Aspectos claves de la habitación para los bebés recién nacidos

A la hora de escoger la mejor habitación de tu hogar para los bebés recién nacidos ten en cuenta que sea silenciosa e iluminada. Estos son algunos puntos claves que debes garantizarle los primeros días al recién llegado:

Los bebés recién nacidos requieren de silencio

Tu bebé, durante los primeros días, estará descansando la mayor parte del tiempo. Así que es muy importante proporcionarle tranquilidad a su sueño. Es recomendable que la habitación no tenga ventanas hacia la calle y que esta zona de la casa sea silenciosa. Ya sea en tu habitación o en su habitación propia, es importante que siempre estés pendiente de tu bebé.

Iluminación

¿Has escuchado que los bebés necesitan tomar el sol? Esto no es un mito, los niños recién nacidos necesitan empezar a distinguir entre el día y la noche. Además, la luz natural los animará a jugar en horas de la mañana.

Si estás insegura sobre la habitación que debes elegir, puedes escoger alguna en la que entre luz natural. Tu bebé lo disfrutará.

 Amplitud

Aunque en las primeras semanas de vida tu bebé no necesite un área muy grande. Es importante por tu comodidad, ya sea para la lactancia materna o el cuidado de tu bebé, que prepares algunos espacios de tu casa.

Si cuentas con una habitación grande, puedes crear varios ambientes, por ejemplo, uno de descanso, otro de juegos y recreación, y por último de alimentación y limpieza.

Decoración de espacios para bebés recién nacidos

Este es uno de los pasos más emocionantes y entretenidos. Escoger los colores y decorar la habitación donde estará tu bebé no solo ambientará el espacio, sino que estimulará su desarrollo. Descubre por qué es importante crear un ambiente adecuado.

Colores ideales para la habitación de tu bebé

Es importante estimular a los bebés recién nacidos con colores vivos. Por ejemplo, el naranja es un color que transmite energía, vitalidad y seguridad. Se usa para fines terapéuticos y combatir los miedos.

El color rosa por su parte suaviza el carácter. El rojo es estimulador y ayuda al aprendizaje de los niños. En cambio, el azul ayuda a conciliar el sueño.

Otra opción también es el blanco, un color que estimula la curiosidad de los bebés recién nacidos y que puedes combinar con figuras sencillas.

Juguetes y adornos

En los primeros meses los juguetes pueden cumplir una doble función: adornar y ser la distracción de tu bebé. Por ejemplo, puedes decorar la habitación con un móvil que incluya luces y sonido. Por un lado, le das un estilo a la habitación y mantienes a tu bebé animado, por el otro estimulas sus sentidos.

Puedes encontrar pintura que sirva como pizarra, lámparas en forma de sol o nubes para decorar el cuarto y otros elementos que cumplan esta doble función. Todo con el fin de tener un espacio con mucho estilo y estimular a los bebés recién nacidos en sus primeros meses de crecimiento.

Elementos para la llegada de bebés recién nacidos

Como padres van a recibir muchos consejos de abuelos, tíos y amigos. Lo más importante es buscar información precisa y veraz. Además, que empieces a conocer a tu hijo. Todos los bebés son diferentes y así mismo se adaptan diferente al hogar.

Sin embargo, hay algunos objetos claves que te harán más fácil la vida. Aquí te contamos algunos aspectos que deberías tener en cuenta a la hora de comprar los objetos para bebés recién nacidos.

La cuna

Hay muchas tiendas donde podrás escoger diseños, materiales y tamaños de cunas. Pero lo más importante es que la cuna, para que tu bebé duerma seguro, cumpla con los estándares de calidad. Revisa la etiqueta del fabricante y asegúrate de los siguientes puntos:

  • La distancia entre las barras no puede ser mayor a 6 centímetros.
  • No deben caber dos dedos entre el colchón y la base de la cuna.
  • Es recomendable que el colchón sea de viscoelástica y látex o de fibra de coco, ya que estos materiales se adaptan al cuerpo y evitan que se acumule la humedad.

Cambiador

La elección de un buen cambiador es importante porque durante el día tendrás que cambiar a tu bebé entre 8 a 12 veces. Además, al usarlo podrás ahorrarte un dolor de espalda.

Existen varios tipos de cambiadores. Algunos son cambiador-bañera y son ideales para el baño, otros son cambiador-cajones que puedes utilizar en la habitación.

Las normas europeas para cambiadores exigen que estos tengan mínimo dos ruedas y que puedan bloquearse para garantizar la seguridad del bebé. Asimismo, debes asegurarte de que el colchón no se deslice y que todas las partes del cambiador sean lavables para facilitar su limpieza

Otros elementos importantes

Tendrás que abrirle espacio en tu hogar a juguetes, ropa, pañales, toallas, entre otras cosas. Por eso, te recomendamos que antes de que se vuelva un caos, le busques un lugar. Puedes comprar un armario nuevo o puedes acomodar alguno que ya tengas.

Una de las tareas más difíciles es la lactancia materna. El Sillón de lactancia, diseñado especialmente para este momento, te permitirá sentirte más cómoda y acomodarte con tu bebé en el regazo.

De igual manera, la tina es otro elemento necesario para los bebés recién nacidos. Es importante que sea resistente y no se rompa con el peso del bebé. Debes escoger una que no tenga bordes ásperos o rectos que puedan causarle daño. Un consejo: no la compres tan pequeña, tu bebé en los primeros meses crecerá rápido.

Después de leer este artículo seguro estás completamente preparada para recibir a tu bebé en casa. Aprovecha cada uno de los momentos juntos y explora diferentes tipos de actividades. ¡Seguro se van a divertir!

 

Referencias Bibliográficas

UNICEF (2005) Uruguay, Montevideo: Bienvenido bebé: Guía completa para el cuidado del recién nacido. 0 a 3 meses.

UNICEF (2011) Uruguay, Montevideo: ¿Mucho, poquito o nada? Guía sobre pautas de crianza para niños y niñas de 0 a 5 años de edad.

Cuervo Martínez, Á. (2010). Pautas de crianza y desarrollo socioafectivo en la infancia. Diversitas: Perspectivas Psicología. Recuperado de: https://www.redalyc.org/pdf/679/67916261009.pdf