Mundo bebés
Reconoce las contracciones de parto

Contracciones de parto: aprende a reconocerlas

¿Ya estás contando los días para ver a tu pequeño? ¿Estás a la espera del nacimiento de tu bebé, pero no sabes cómo reconocerlo? No te preocupes, aquí te explicamos cuáles son los signos que te alertarán si estás iniciando o estás en trabajo de parto. Aprenderás sobre las contracciones, el dolor, el líquido amniótico, y todo lo relacionado con esta última etapa del embarazo.

 

¿Qué son exactamente las contracciones?

En los últimos meses de gestación, el útero comienza a contraerse como una preparación previa para el nacimiento del bebé. A este fenómeno se le conoce como contracciones de Braxton Hicks. 

 

Es normal que muchas mujeres, en especial las primerizas o aquellas que no han tenido un bebé en mucho tiempo confundan está actividad uterina con el trabajo de parto. Por eso, es esencial para ti conocer las características de ambos tipos.

 

Las contracciones de Braxton Hicks suelen ser irregulares, de corto tiempo de duración, poco dolorosas o indoloras, ceden con el reposo. Las de parto son regulares, muy intensas, dolorosas y no mejoran ni siquiera con analgésicos. 

 

Recuerda que puedes llamar a tu médico ante cualquier duda. Él es el indicado de apoyarte y guiarte en tu embarazo y en el período postnatal. 

 

¿Cómo son las contracciones de parto?

Aunque no lo creas, reconocer las contracciones puede ser difícil, sobre todo, si apenas están comenzando. Así que no te desesperes ante el primer dolor, tomate algunos minutos para identificar si se trata o no de una contracción real. Luego, llama a tu médico o acude a la sala de emergencias.

 

Las contracciones de parto tienen las siguientes características (Cunningham, 2019):

 

  • Son dolorosas. El dolor lo vas a sentir en el abdomen y espalda baja.
  • Afectan todo el abdomen. Una contracción de trabajo de parto provoca que se endurezca todo tu vientre. Inicia cerca de tus costillas y avanza hacia abajo.
  • Se mantienen algunos segundos. La tensión y el dolor asociado se mantienen entren 30 y 60 segundos.
  • El espacio entre cada contracción se hace cada vez más corto. El movimiento de tu abdomen es regular y el intervalo de tiempo es cada vez más corto.
  • Van creciendo en intensidad y frecuencia.

 

Si presentas una contracción de estas características cada 5 minutos es hora de llamar o acudir a tu médico. 

 

Otros síntomas que te indican que el parto está por iniciar o ya ha iniciado

Tu cuerpo puede avisarte con otra sintomatología cuando el nacimiento de tu hijo está cerca. Algunas de ellas son (Jacobson, 2018):

 

  • Pérdida de líquido amniótico (romper fuente). Si pierdes un líquido claro por tus genitales, ya sea poco o abundante, ten por seguro que en pocas horas puedes entrar en labor de parto.
  • Cambios en la configuración de tu abdomen. Si tu vientre luce inclinado hacia abajo y sientes la cabeza de tu bebé encajada en tu pelvis es probable que falte poco tiempo para tenerlo en brazos. 
  • Pérdida del tapón mucoso. Cuando veas un flujo espeso color marrón o con un poco de sangre tienes que empezar a preparar las cosas del bebé porque en pocos días ocurrirá su nacimiento. 
  • Necesidad por anidar. Aunque no está comprobado científicamente, muchas mujeres sienten el deseo impetuoso de limpiar a fondo su casa y terminar de preparar todo para la llegada del bebé.

 

¿Cuándo acudir al médico?

Siempre debes acudir a tu médico o por lo menos hacerle una llamada telefónica para que te dé indicaciones. La comunicación con el especialista es esencial para mantenerte segura y disminuir tu ansiedad. Sin embargo, Jacobson (2018) recomienda la asistencia de inmediato a un servicio de emergencias si presentas:

 

  • Sangrado abundante. 
  • Pérdida de líquido amniótico. 
  • Contracciones de parto antes de cumplir la semana 36 de embarazo.
  • Disminución del movimiento de tu bebé
  • Contracciones exageradas mayores a 30 segundos. Sobre todo, si se presentan más de 5 veces en 10 minutos. 

 

Ahora ya sabes cómo reconocer las verdaderas contracciones de parto. Si las presentas, mantén la calma, llama a tu médico y acude al hospital.

 

 

Referencias Bibliográficas:

Jacobson J. (2018). ¿Estoy en trabajo de parto? MedinePlus. Recuperado de: https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000508.htm
Cunningham G. (2019). Williams. Obstetricia. 25va edición. MCGraw Hill.