Deprecated: /var/www/vhosts/mundosjumbo.co/httpdocs/wp-content/plugins/wordpress-seo/src/deprecated/src/presenters/open-graph/fb-app-id-presenter.php ha quedado obsoleto desde la versión WPSEO 15.5 y no hay alternativas disponibles. in /var/www/vhosts/mundosjumbo.co/httpdocs/wp-includes/functions.php on line 5059
Mundo bebés
Ecografía 3D

Ecografía 3D: conoce la cara de tu bebé

La ecografía 3D es uno de los avances en tecnología de imagen médica más relevantes. A diferencia de la imagen tradicional en dos dimensiones, este tipo de ultrasonido aporta mayor definición y precisión. Antes solo era posible tener una imagen de cara o perfil plana de tu bebé, ahora puedes conocer su contorno y hasta algunos de sus rasgos.

 

Ecografía 3D vs. ecografía 2D

Para poder definir qué es una ecografía 3D, la compararemos con una 2D. La imagen en dos dimensiones tomada a los bebés es una imagen plana, en blanco y negro y en tiempo real. También recibe el nombre de sonografía, ya que se realiza mediante ondas de sonido aplicadas al útero.

 

Este tipo de ecografía se hace durante las primeras etapas del embarazo. Sus objetivos son certificar el embarazo, comprobar una correcta evolución y detectar anomalías. Su calidad es muy sencilla y sin alta definición.

 

Sin embargo, cuando se habla de ecografía 3D se está añadiendo otra dimensión a la imagen: el volumen. Al contrario de la ecografía 2D, muestra una imagen estática, pero con una definición muy completa de los rasgos, incluso de órganos como el corazón.

 

¿En qué consiste la ecografía 3D?

La imagen en tres dimensiones se logra gracias a la obtención previa de una imagen en dos dimensiones. A partir de estas imágenes, que deben contar con buena calidad, un software construye la imagen del bebé con volumen. Así se pueden distinguir rasgos como la boca, la nariz o partes como el cráneo.

 

La ecografía 3D supuso un gran avance para la medicina, gracias a que también permite advertir problemas en la piel, labios leporinos y conocer el tamaño real del bebé en ese momento.

 

Esta ecografía tiene tres fases:

  1. Recogida de datos del embrión, así como posición y tamaño en 2D.
  2. Análisis de todos los datos recopilados.
  3. Mediante el software necesario, se realiza la reconstrucción de la imagen en 3D.

 

¿Por qué es recomendable la ecografía 3D?

En las primeras etapas del embarazo, el feto no cuenta todavía con el desarrollo necesario para detectar malformaciones y determinadas patologías. Así que con una imagen 2D es suficiente para analizar todo lo que se puede conocer hasta el momento. Conforme avanza el embarazo, es posible conocer mucha más información con la ecografía 3D. Además, no es invasiva, no presenta ningún peligro y se pueden guardar las imágenes en memoria USB o CD.

 

Por último, es importante que tengas en cuenta que se debe realizar en el momento oportuno, antes de que el embarazo esté muy avanzado. Por lo que, una vez hecho el test de embarazo, ya puedes ir organizando y reservando las citas para las ecografías y pruebas oportunas.



Referencias bibliográficas:

Rubio Asensio, T. (16 de julio de 2014). La ecografía 3D en el embarazo: ventajas e inconvenientes. Reproducción asistida ORG. Recuperado de https://www.reproduccionasistida.org/ecografia-3d/