Mundo bebés Escucha activa: un método de crianza exitoso
Escucha activa

¿Por qué la escucha activa es tan exitosa en la crianza de los niños?

La escucha activa ha ganado mucho terreno en el campo de la educación preescolar y escolar. Esta técnica, con más de 50 años de aplicación, parte de la idea de que son los adultos quienes deben colocarse al nivel de los niños, para que estos puedan entender mejor.

 

Se trata de un método de crianza que está funcionando con mucho éxito en los hogares. Tiene la misión de aumentar la capacidad de escuchar de las personas y busca que el receptor pueda entender claramente lo que quiere decir el emisor. Para que haya una crianza positiva, los padres necesitan entender mejor a su pequeño desde sus primeros años de vida.

 

Hasta los 12 años, los niños viven en un mundo distinto al de los adultos; manejan sus propios conceptos sensoriales y perceptuales. Entonces, a través de la escucha activa, se busca acortar esta distancia. No solo se trata de inclinarse para ponerse a su altura, sino de entender lo que dicen y sienten.

 

¿Cómo puedes aplicar estas pautas de crianza en tu hogar? Antes de darte algunos tips, conozcamos más sobre esta técnica y sus increíbles beneficios.

 

Beneficios de la escucha activa

Inclinarte para hablar con tu hijo y hacerlo sentir atendido, querido y escuchado puede ser más beneficioso de lo que imaginas. Desde que los padres de familia comenzaron a utilizar la escucha activa, las experiencias han sido gratificantes. Entre sus beneficios podemos encontrar que:

 

  • Fortalece el vínculo con tu hijo.
  • Fomenta la empatía, una de las claves de la educación emocional.
  • Te ayuda a entender mejor sus berrinches.
  • Te lleva a ganar autoridad y respeto sin tener que fomentar el miedo.
  • Favorece la confianza de tu hijo, gracias a lo cual atiende mejor lo que le dices.
  • Estimula la autoestima de tu hijo.
  • Te ayuda a comprender sus sentimientos, así como lo ayuda a él a entender cuando una conducta es inapropiada.

 

Tips para aplicar la escucha activa

Una vez que comiences a utilizar la escucha activa, tu pequeño se sentirá escuchado y verás la diferencia. Te presentamos algunos tips con los que podrás empezar a emplear esta técnica:

 

  • Los adultos deben ponerse al nivel de los niños. Así que, en primera instancia, debes estar físicamente a su altura. Necesitas mirarlo a los ojos para que lo puedas comprender.
  • Cada vez que el niño haga una pregunta, debes ponerte a su altura e iniciar la conversación.
  • Deja que se exprese. Solo escuchando lo que dice podrás entender sus sentimientos y sus berrinches.
  • Establece normas y límites. Ponerse a su altura no significa que debas tolerar todo lo que diga o haga. El niño no debe sentir que tiene libertad absoluta, solo debe sentirse en confianza.

 

El secreto de toda familia feliz es una buena comunicación y comprensión. Por ello, la escucha activa es uno de los métodos con el que se han obtenido los mejores resultados en la crianza.

 

 

Bibliografía:

Fundación Belén (s.f.). Comunicación efectiva y afectiva entre padres e hijos. FundacionBelen.org Recuperado de https://fundacionbelen.org/familias/comunicacion-efectiva-entre-padres-hijos/
Rovati, L. (2019). Ponte a la altura de tu hijo: el método de escucha activa. Bebés y Más. Recuperado de https://www.bebesymas.com/ser-padres/a-que-no-te-gusta-que-te-hablen-arriba-ponte-a-altura-tu-hijo-metodo-escucha-activa