Mundo bebés Estimulación temprana: 5 ejercicios claves para enseñarle a tu bebé
5 ejercicios claves de estimulación

5 ejercicios claves de estimulación temprana que puedes enseñarle a tu bebé

La estimulación temprana es tu mejor aliada para que ayudes a tu hijo a potenciar al máximo sus capacidades cognitivas, motrices y emocionales desde los primeros años de vida.

 

Puedes ponerla en práctica desde el mismo momento en que tu bebé nace. Lo ideal es aplicar alguno de los ejercicios recomendados de acuerdo con su edad para desarrollar así sus inteligencias múltiples.

 

¿Qué es la estimulación temprana?

La estimulación temprana es un método basado en teorías científicas y estudios neurológicos que busca favorecer el aprendizaje y las capacidades de desarrollo del niño. Se trata de la aplicación de ciertos estímulos en el tiempo oportuno (Regidor, 2003).

 

Autores como Fajardo, Solorzano y Quiñonez (2018) indican que la estimulación temprana consiste en una serie de actividades, técnicas y medios que se aplican de manera sistemática en bebés recién nacidos hasta niños de 6 años aproximadamente. Esto es así porque los niños en sus primeros años desarrollan las habilidades psicomotoras y mentales al máximo.

 

5 Ejercicios de estimulación temprana para niños de 1 a 2 años

A continuación, te explicamos 5 ejercicios de estimulación temprana que puedes emplear para potenciar las áreas de motricidad gruesa y fina, y el desarrollo cognitivo en tu hijo.

 

1. Ejercicio de equilibrio para fortalecer la motricidad gruesa

Sostén a tu niño por las axilas e inclínalo con suavidad hacia los lados, adelante y atrás dejando que se enderece solo. Cuando veas que su equilibrio ha mejorado puedes ir soltándolo, pero mantente siempre alerta por si se cae.

 

2. Colorea de forma divertida

El manipular utensilios de escritura o de dibujo es uno de los ejercicios de estimulación temprana más divertidos para los niños. Al dibujar, tu pequeño mejorará las habilidades motoras finas y además creará una respuesta visual inmediata. De esta manera, podrá identificar las formas que quiere crear y cómo conseguirlo.

 

3. Crea botellas sensoriales

Usa algunas botellas de plástico vacías. Luego, llénalas con diversos materiales como canicas, arena o botones. Siéntate con tu bebé y otros miembros de la familia, y ayúdale a mover las botellas. Anímalo a agitarlas y moverlas.

 

A medida que tu bebé crezca, anímalo a rodar las botellas por el suelo y a perseguirlas. Este ejercicio ayuda a ejercitar los músculos del brazo y la mano, así como a desarrollar la atención y la curiosidad mientras se divierte.

 

4. Ejercicios para mejorar la percepción del niño

Dale a tu bebé muñecos u objetos seguros con diferentes materiales para que pueda tocarlos y reconocer las diferentes texturas. Esta actividad favorece la percepción y la capacidad sensorial.

 

5. Canciones para que tu niño aprenda a identificar las partes de su cuerpo

Este ejercicio mejora las habilidades motoras de tu niño y además le enseña a identificar las partes de su cuerpo al reforzar su capacidad cognitiva. ¿Qué debes hacer? Juega con tu hijo invitándolo a tocar las partes del cuerpo mientras canta una canción nombrando cada una de ellas.

 

Ten presente que estos ejercicios de estimulación temprana son solo un pequeño listado. Puedes idear otros por tu cuenta como jugar con pelotas, adivinar colores, y todo tipo de actividades lúdicas. Incluso, puedes realizar los ejercicios con contenidos digitales. Lo importante es que motives y juegues con tu pequeño, ya que al hacerlo mejorará sus habilidades cognitivas, sociales y motoras, y tendrá un crecimiento feliz.

 

Referencias bibliográficas:

Rovira, I. (s.f.). Estimulación temprana en niños y niñas: ejercicios por 5 etapas. Psicología y Mente. Recuperado de: https://psicologiaymente.com/desarrollo/estimulacion-temprana
Fajardo, Z. I. E., Solórzano, J. A. M., & Quiñonez, M. (2018). La Estimulación temprana en el desarrollo de las habilidades y capacidades de los niños y niñas de 6 a 7 años. Espirales Revista Multidisciplinaria de investigación, 2(15).
Regidor, R. (2003). Las capacidades del niño: Guía de estimulación temprana de 0 a 8 años. Palabra.