Mundo bebés
Alimentos y nutrientes para niños

¿Qué alimentos debe comer un niño de 1 a 2 años?

A partir de su primer año de vida, tu hijo comienza una nueva etapa. Con ella, también comienzan sus nuevos hábitos, pues ya puede comer alimentos de todo tipo. Así da inicio su transición hacia una dieta más parecida a la tuya.

 

Es importante que aprendas qué tipos de alimentos contienen los nutrientes esenciales, las vitaminas y minerales que deben formar parte de la dieta de tu hijo cuando tiene entre 1 y 2 años. En este artículo aprenderás de forma fácil cómo lograr que lleve una dieta balanceada y nutritiva.

 

Vitaminas y minerales: indispensables en los alimentos

 

Las vitaminas y los minerales son fundamentales para el crecimiento de tu hijo, así como para la regulación de su metabolismo.

 

Vitaminas necesarias

 

Las vitaminas se encuentran principalmente en frutas y verduras. Las proteínas también son fuente de vitaminas. Aquí te mostramos cuáles necesita tu hijo para su óptimo desarrollo:

 

Vitamina A

Necesaria para la visión y el crecimiento. Está presente en frutas y verduras de color amarillo, como naranja, melón, calabaza y zanahoria. También se encuentra en vegetales verdes, como espinaca y lechuga, así como en otros alimentos como carnes, leche entera, yema de huevo e hígado.

 

Vitamina B

Contribuye con el metabolismo y ayuda en la formación de glóbulos rojos. La encuentras en vegetales verdes, en legumbres como lentejas, frijoles y garbanzos, y en proteína animal, como carne de res, pescado, pollo, huevos y lácteos.

 

Vitamina C

Es conocida por fortalecer el sistema inmunológico. Además, es fundamental para el crecimiento y la reparación de tejidos. Por su acción antioxidante, es importante para la piel y los huesos.

 

La vitamina C está presente en frutas (principalmente cítricas), como naranja, limón, toronja, kiwi, frambuesa, fresa, piña, mora y mango. Se encuentra además en vegetales verdes y en otras verduras como tomate, coliflor, brócoli y pimentones.

 

Vitamina D

Ayuda a fijar el calcio en los huesos. Esta vitamina la puedes encontrar en alimentos como carne, pescado, huevo y aguacate. Sin embargo, también se forma en la piel por acción de la luz solar. Por eso es tan importante que tu hijo reciba los rayos del sol al menos unos minutos al día.

 

Vitamina E

Trabaja como antioxidante en el organismo y previene la degradación de los tejidos. Asimismo, mantiene el sistema inmunológico fuerte frente a virus y bacterias. Está presente en vegetales verdes, aceites vegetales (como el de oliva o girasol), nueces, almendras y cereales integrales.

 

Vitamina K

Es conocida por su contribución en la coagulación de la sangre y la formación de glóbulos rojos. La puedes adquirir en verduras como brócoli, coliflor y repollo, en vegetales de color verde, en aceites vegetales y en alimentos de origen animal como pescado, hígado, carne de res y huevos.

 

Minerales esenciales

Son fundamentales para una buena alimentación y resultan imprescindibles durante el crecimiento.

Hierro

Fundamental para la formación de la sangre. Los niños necesitan más hierro que los adultos porque, durante el crecimiento, la demanda de volumen de sangre aumenta. El hierro está presente en carnes, hígado, huevo, vegetales de hojas verdes, frutas, frutos secos y cereales.

 

Calcio

Ayuda en la formación del esqueleto. Como seguramente sabes, los lácteos contienen calcio. Pero también puedes incluirlo a través de espinacas, soja, almendras o avellanas. Otros alimentos que aportan calcio son los moluscos y mariscos como pulpo, langostinos y pescados.

 

Yodo

El yodo ayuda en la regulación de la frecuencia cardiaca y la temperatura corporal. Además, es esencial para el desarrollo y crecimiento del niño. Lo puedes encontrar en pescados, mariscos, algas y espárragos.

 

Alimentos que debe comer tu hijo de 1 a 2 años

Es importante que tu hijo reciba los nutrientes esenciales que requiere para esta etapa de su crecimiento. Entre ellos, se encuentran lácteos, proteínas de origen animal, frutas y verduras, cereales, aceites y grasas.

Lácteos

Estos alimentos contienen vitamina D y calcio. Puedes obtenerlos de la leche, quesos y yogures.

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), en sus guías alimentarias para niños y niñas de hasta 2 años, el calcio que se obtiene de los productos lácteos se absorbe en una mayor proporción que el que proviene de los alimentos de origen vegetal.

Es importante que los niños entre 1 y 2 años consuman dos porciones de leche, yogur o queso al día. Estos alimentos satisfacen las necesidades diarias de vitamina D y calcio.

Proteínas de origen animal

Aportan hierro y yodo, principalmente. Las proteínas se encargan de formar anticuerpos para proteger al organismo contra infecciones. Son fundamentales para el correcto funcionamiento de las células, ayudan en la fabricación de nuevos tejidos y contribuyen a aumentar la masa corporal.

Del total de proteínas que debe consumir tu hijo, se recomienda que el 65% sea de origen animal, y el resto, de origen vegetal.

Las proteínas de origen animal puedes encontrarlas en:

  • Carnes rojas: res, cordero, cerdo.
  • Carnes blancas: pollo, pavo, pato, pescado.

Proteínas de origen vegetal

Las encuentras en legumbres (lentejas, garbanzos, frijoles, arvejas) y en frutos secos (como almendras y nueces). Estos alimentos también son ricos en hierro.

Las proteínas, tanto de origen animal como vegetal, deben abarcar entre el 10 y 15% de la dieta total de tu hijo.

 

Frutas y verduras

Proveen vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra. Esta última ayuda al tránsito intestinal.

 

Cereales

Los cereales son fuente de carbohidratos y aportan la energía que el organismo necesita para funcionar. También contienen vitaminas, minerales y fibra. Es preferible consumir hidratos de carbono complejos, los cuales se encuentran en granos de cereales, como trigo, arroz, centeno, maíz y pasta.

 

Aceites y grasas

Contienen ácidos grasos, que son esenciales para el crecimiento de tu hijo. Son preferibles los aceites vegetales, como aceite de oliva, maíz y soja.

 

Prepara platos balanceados

Ahora que conoces qué alimentos son esenciales para la alimentación de tu hijo, puedes preparar porciones de comida saludable. Es importante que se incorpore progresivamente a la comida familiar y obtenga el hábito de sentarse a la mesa.

Se recomienda que le proporciones entre cuatro y cinco comidas al día: desayuno, almuerzo, comida y una o dos meriendas (snacks) entre comidas. Es más importante vigilar la calidad de los alimentos que las cantidades. Puedes seguir las siguientes sugerencias:

  • Desayuno y merienda (snack):
    • Lácteo.
    • 1 porción de cereales.
  • Almuerzo y comida:
    • Ensalada con verduras crudas o cocidas, variando los colores.
    • Proteína.
    • Cereal.
    • Postre: fruta molida, rallada o picada.

 

La OMS recomienda continuar con la lactancia entre los 12 y 24 meses de vida del niño, además de las tres comidas y las dos meriendas.

 

Los niños se deben sentar a la mesa con la familia por lo menos una vez al día. Asimismo, deben comer diariamente cereales, dos porciones de vegetales crudos o cocidos, una porción de fruta y de 50 a 100 gramos de carne.

 

De acuerdo con las guías alimentarias para niños menores de 2 años de Colombia, desarrolladas por el ICBF y la FAO, la cantidad de alimentos por comida principal debe ser de una taza o un plato de 8 onzas.

 

Alimentos que debes evitar en la dieta de tu hijo

 

En esta etapa, la variedad de alimentos se amplía. Por ello, es importante que prestes atención a las reacciones alérgicas que pueda presentar tu hijo.

 

Para preparar los alimentos, córtalos en trozos pequeños. El niño en esta etapa aún está aprendiendo a masticar y se encuentra en una transición de consistencia de papillas a lo molido o picado. Evita productos grandes como uvas enteras, uvas pasas, frutos secos enteros, palomitas de maíz y caramelos duros, entre otros.

 

También debes evitar el consumo excesivo de hidratos de carbono simples, que son el azúcar y la sacarosa. Estos se utilizan en la industria alimentaria para hacer dulces, caramelos, golosinas, mermeladas y pasteles, entre otros productos.

 

Por último, no debes excederte con las grasas y es conveniente que evites los alimentos muy condimentados, salados o picantes.

 

Ahora que conoces el secreto de una alimentación adecuada y sabes cuáles los nutrientes esenciales para asegurar el óptimo desarrollo de tu hijo, puedes preparar comidas más balanceadas y fomentar en él hábitos saludables. Sigue nuestras recomendaciones y ¡bríndale a tu hijo la dieta más nutritiva en esta importante etapa!

 

Bibliografía:

Clínica Alemana (s.f.). Alimentación saludable para 1-2 años. PortalAlemana.Cl. recuperado de https://portal.alemana.cl/wps/wcm/connect/Internet/Home/maternidad-y-familia/crianza/alimentacion_saludable_ninos_1_a_2_anos

Julio Solano Jiménez (coord.) (2018). Guías alimentarias basadas en alimentos para mujeres gestantes, madres en período de lactancia y niños y niñas menores de 2 años de Colombia. Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF). Recuperado de https://www.icbf.gov.co/sites/default/files/gabasmenor2anos_infografia_2018.pdf

Mary L. Gavin (revisora) (enero de 2018). Alimentar a su hijo de 1 a 2 años de edad. Kids Health from Nemours. Recuperado de https://kidshealth.org/es/parents/feed12yr-esp.html

Marcela Licata (s.f.). Vitaminas del grupo B, características comunes y diferencias. Zona Diet. Recuperado de https://www.zonadiet.com/nutricion/vit-b.htm

MedlinePlus (s.f.). Vitaminas B. MedlinePlus, Biblioteca Nacional de Medicina de los EE.UU. Recuperado de https://medlineplus.gov/spanish/bvitamins.html

Santa Jiménez Acosta et al. (2009). Guías alimentarias para niñas y niños hasta 2 años de edad. Documento técnico para los equipos de salud. Oganización Mundial de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). Recuperado de http://www.fao.org/3/a-as865s.pdf

Oganización Mundial de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). (s.f.). Guías Alimentarias basadas en alimentos. FAO.Org. Recuperado de http://www.fao.org/nutrition/education/food-dietary-guidelines/es/

Organización Mundial de la Salud (OMS) (julio de 2013). ¿Hasta qué edad es adecuado alimentar al bebé solo con leche materna? WHO.Int. Recuperado de https://www.who.int/features/qa/21/es/

Lola Rovati (12 de julio de 2012). Los nutrientes en la alimentación infantil. Bebés y Más. Recuperado de https://www.bebesymas.com/alimentacion-para-bebes-y-ninos/