Mundo bebés Etapas del embarazo: ¿cuáles son y qué implican para ti?
Etapas del embarazo

¿Qué esperar en cada una de las etapas del embarazo?

El embarazo es una época hermosa, llena de emociones, cambios y expectativas. Tú, tu pareja, familiares y amigos cercanos irán disfrutando del crecimiento del pequeño durante nueve meses. Descubre aquí cuales son las etapas del embarazo, cómo crece tu bebé y cómo cambia tu cuerpo.

 

Las tres etapas del embarazo

La forma más cómoda de dividir las etapas del embarazo es por trimestre. Esto es de acuerdo con los síntomas, cuidados y evolución de la madre y el bebé. En líneas generales tenemos que:

 

  • En el primer trimestre ocurre todo el cambio hormonal que lleva a múltiples molestias.
  • Durante el segundo trimestre hay una fase de estabilidad.
  • Mientras que en el último semestre ocurre el crecimiento acelerado del bebé y la preparación del cuerpo materno para el parto.

Primer trimestre del embarazo

Esta es una de las etapas del embarazo que menos suele disfrutarse, ya que pocas mujeres se enteran de la gestación en este periodo. Pero, si te enteras a tiempo, vas a experimentar una inmensa alegría. Resulta emocionante ver latir, por primera vez, el corazón de tu bebé en la semana 5.

 

Además, es la época donde inician los cambios hormonales, lo que da lugar a varios síntomas muy molestos. Entre los problemas que vas a enfrentar están las náuseas, vómitos, estreñimiento, acidez estomacal y calambres en las piernas. Pero, no te asustes, todos ellos se solucionan al cambiar tus hábitos alimenticios.

 

La OMS (s.f.) establece en su Guía de recomendaciones sobre atención prenatal una serie de hábitos que puedes seguir para aliviar las principales molestias. Estas son:

 

  • Haz varias ingestas de comida al día (entre 4 y 6) con pequeñas porciones.
  • Agrega como mínimo una ración de frutas y vegetales a diario.
  • Evita pasar muchas horas sin comer nada.
  • Levántate de la cama con lentitud.
  • Come una galleta salada antes de levantarte para evitar las náuseas y
  • vómitos.
  • Come despacio y toma pequeñas porciones de líquidos a lo largo del día.
  • Evita mantenerte con la cabeza baja.
  • Agrega alimentos ricos en fibra a tu rutina.

El control médico varía según las etapas del embarazo. En estos primeros meses tendrás que acudir a consulta cada mes y realizarte varios exámenes de laboratorio. Tu obstetra te indicará algunos suplementos como hierro, calcio y ácido fólico que tendrás que tomar durante todo tu embarazo.

 

Segundo trimestre del embarazo

Esta es de las etapas del embarazo donde más sorpresas y emociones tendrás como madre. A partir de la semana 16, si estás muy atenta, podrás sentir sus primeros movimientos. Será como un revoloteo en tu interior, que es más intenso por las mañanas y en respuesta a sonidos fuertes.

 

Además, para este periodo tu bebé está totalmente formado y puede detallarse cada aspecto de su cuerpo en la ecografía. Con un poco de suerte, se encontrará en una posición adecuada y el obstetra podrá identificar su sexo entre la semana 20 y 24. Justo para ese tiempo tu bebé está más fuerte y se mueve con regularidad, así que podrás sentir sus primeras patadas.

 

El segundo trimestre es la más tranquila de las tres etapas. Los síntomas del embarazo mejoran mucho, ya que el cuerpo se adapta a las nuevas cargas hormonales. Por eso, es el mejor momento para tomar un viaje de vacaciones, si tu médico lo autoriza.

 

¿Qué debes tener en cuenta para el segundo trimestre del embarazo?

Recuerda que luego de la semana 16 tu abdomen empezará a crecer bastante rápido. Así que, es aconsejable que compres ropa de maternidad para que las siguientes etapas del embarazo sean más cómodas.

 

La ropa debe ser holgada y muy fresca, ya que las prendas muy ajustadas pueden causarte problemas de circulación y calambres en las piernas.

 

También es recomendable que inicies una rutina de cuidado de la piel más estricta. Esto para prevenir la formación de muchas estrías, flacidez y manchas. Algunos consejos importantes son:

 

  • Consigue algunas cremas en tu tienda favorita que sean regenerantes, llenas de principios activos como colágeno y elastina.
  • Aplica tu crema favorita dos veces al día, justo después del baño y al acostarte. Realiza masajes circulares con tus dedos hasta que tu piel la absorba.
  • Evita usar tratamientos caseros con productos alimenticios sin procesar. Recuerda que las plantas medicinales penetran la piel y pueden causarle algún problema al bebé. Además, tu tejido cutáneo estará más sensible y puedes sufrir alergias.
  • Usa a diario un bloqueador solar de 50 FPS o más y retócalo cada 4 horas, sin importar si te encuentras en tu casa u oficina. Las hormonas hacen que tu piel sea más propensa a mancharse, por eso debes protegerte más.

Durante este periodo las consultas médicas también son mensuales y bastante rápidas. Es posible que se te indiquen algunas pruebas de laboratorio especiales para descartar ciertas afecciones, pero no tienes porque angustiarte. Recuerda siempre acudir a tu control prenatal para que el especialista pueda ver tu evolución y prevenir cualquier problema.

 

Tercer trimestre del embarazo

La semana 28 marca el inicio de la última de las etapas del embarazo. Este es el periodo perfecto para hacerte una sesión fotográfica y presumir a todos tu barriguita. Pero, también es el momento en que empiezan a aparecer algunos cambios y síntomas extra.

 

Tu abdomen cambia con rapidez y se vuelve bastante voluminoso, lo que puede hacerte perder un poco el equilibrio poniéndote en riesgo de caer. Así que, no temas en solicitar ayuda a tu pareja si te cuesta un poco moverte o te sientes insegura.

 

Además de la inestabilidad, este peso extra que estás cargando ocasiona la reaparición de síntomas de otras etapas del embarazo. Tal es el caso del estreñimiento, hinchazón, calambres en las piernas, insomnio, múltiples idas al baño, dolor lumbar y pélvico. 

 

Consejos para sobrellevar los malestares de la recta final del embarazo

La guía de recomendaciones de la OMS (s.f.) también da sugerencias para sobrellevar estos problemas. Los consejos incluyen hábitos alimenticios saludables y un poco de ejercicio. Estos son:

 

  • Incluye fibra en tu dieta diaria (frutas, verduras y salvado de trigo) para mejorar el estreñimiento.
  • Realiza una caminata suave de 20 minutos diarios para aliviar los dolores musculares y el estreñimiento. La práctica de yoga para embarazadas también es una buena opción porque ayuda a estirar los músculos de la pelvis y a prepararte para el parto.
  • Eleva tus pies durante 15 minutos, dos o más veces al día para reducir la hinchazón.
  • Duerme recostada hacia tu lado izquierdo para no sentirte ahogada por las noches.
  • Usa una faja de maternidad que te ayude a soportar el peso y alivie los dolores lumbares y pélvicos.
  • Asiste a charlas, terapias o programas de parto. Allí te ayudarán a prepararte física y emocionalmente para ese momento

 

Durante todas las etapas del embarazo es necesario un control médico para verificar tu evolución y la de tu bebé. Pero, en este último trimestre será un poco más exhaustivo, es posible que a partir del octavo mes debas asistir cada 15 días al médico. Esto no tiene por qué preocuparte, ya que el objetivo principal es garantizar que tu cuerpo esté listo para el parto.

 

La alimentación balanceada y el control médico rutinario es esencial en todas las etapas de la gestación. Ambas cosas ayudan a mejorar la evolución de embarazo y prevenir problemas. Si a estas le sumas un poco de ejercicio físico y preparación psicológica para el parto, tendrás un embarazo tranquilo y placentero.

 

Recuerda que cada una de las etapas del embarazo es diferente y emocionante. Ver cómo crece tu bebé mes a mes será el principal motivo para superar las molestias que puede generarte la gestación. Pero, seguir los consejos de los especialistas también te ayuda a disfrutar mucho más de este momento en tu vida.

 

 

Bibliografía:

Cunningham G., Macdonald P., Gant N. Williams. (1999) Obstetricia.20va edición. Argentina: Editorial Medica Panamericada.

OMS (s.f.) Aporte suplementario intermitente de ácido fólico y hierro para embarazadas que no están anémicas. Disponible en: https://www.who.int/elena/titles/intermittent_iron_pregnancy/es/

Organización Mundial de la Salud (s.f). Recomendaciones de la OMS sobre atención prenatal para una experiencia positiva del embarazo. Disponible en: https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/250802/WHO-RHR-16.12-spa.pdf;jsessionid=0C06706FF6412326DB978A337093D476?sequence=1