Mundo bebés Cordón umbilical: ¿Cómo cuidar la herida en el recién nacido?
Cuidar el cordón umbilical

¿Sabes cómo cuidar el cordón umbilical?

El cordón umbilical simboliza el contacto que tiene un bebe con su mamá en el vientre, donde se nutre. Al momento de nacer, se disipa ese contacto; es por ello que deben tenerse ciertas precauciones. El cuidado del cordón umbilical en los recién nacidos es muy importante. Lo principal a tener en cuenta es que el personal hospitalario se encargará de cortarlo.

 

Una de las cosas que más pueden causar temor, especialmente si se trata de tu primer hijo, es el cuidado del cordón umbilical. Algunos médicos sugieren limpiar la zona con un hisopo con alcohol hasta que el muñón del cordón se seque y se caiga. Otros médicos recomiendan, en cambio, no tocar la zona.

 

En el parto normal, suele despegarse entre los días 5 y 12 del inicio de la vida. En cesárea, esto ocurre entre los días 12 y 15.

 

Si el cordón umbilical es más regordete de lo normal, necesitará más tiempo para secar y tardará más en caer. A medida que se seca, cambia de tono y va adquiriendo una coloración más oscura, se arruga y se endurece.

 

Cómo cuidar el cordón umbilical de tu bebé

Es necesario que tengas los cuidados necesarios con tu bebé recién nacido. Así te asegurarás de que la herida del cordón umbilical sane con una óptima cicatrización. Aplica estos sencillos consejos:

 

  • Enjabona tus manos con agua tibia y jabón neutro.
  • Humedece una gasa estéril con antiséptico y limpia la piel con toques dóciles.
  • No restriegues ni hagas movimientos demasiado bruscos.
  • No debes sumergir totalmente a tu bebé en el agua hasta pasados tres o cuatro días.
  • Para que no haya impaciencias en tu recién nacido, cuida que el pañal no cubra ni se adhiera al cordón umbilical.
  • Seca siempre el área con bolitas pequeñas de algodón o gasas. Asegúrate de que todo sea higiénico y de primer uso.
  • No uses paños, trapos ni otro tipo de materiales que puedan causar lesiones.
  • No debes aplicar productos para escurrir la herida ni para esterilizar, a menos que tu pediatra lo indique.
  • Es importante que llegue aire, para que cicatrice y se seque más rápido.
  • Debes realizar estas curaciones dos o tres veces al día.

 

¿Qué complicaciones pueden presentarse por el cordón umbilical?

La lesión del cordón umbilical es el inicio de infección más habitual en bebés recién nacidos. Hasta que sana, los gérmenes de la piel pueden provocar una infección. Algunas señales de infección pueden ser llanto o mal olor en la herida. También es mala señal si supura un fluido amarillento.

 

Si la piel periumbilical está roja e inflamada, es signo de una incorrecta cicatrización. Que una herida sangre varios días puede ser señal de una perturbación hemorrágica. En ese caso, debes ir con el doctor de inmediato.

 

Es muy importante considerar el embarazo y el parto como un proceso natural, fisiológico, que hay que vivir con satisfacción, alegría y expectativas positivas de cambio. En caso de presentar alguna alteración clínica, sobre todo con el cordón umbilical, asegúrate de tomar las precauciones necesarias para evitar complicaciones con tu bebé.



Bibliografía:

Natalben (s.f.) Cuidados del bebé: curar el ombligo del recién nacido. Natalben.com. Recuperado de https://www.natalben.com/cuidados-bebe-curar-ombligo-recien-nacido