Mundo bebés

Tensión alta en el embarazo: conoce sus consecuencias

La tensión alta o hipertensión durante el embarazo es una condición que puede ocasionar complicaciones en tu salud y en la de tu bebé. En caso de que la padezcas, lo importante es detectarla y controlarla a tiempo, así no se convertirá en un motivo de preocupación. Para eso, lo mejor será que te asesores de tu médico de confianza. Aquí te contamos las consecuencias de la tensión alta durante las etapas del embarazo.

 

¿Qué es la tensión alta?

La tensión alta es una enfermedad que se origina cuando la sangre fluye a través de los vasos sanguíneos con una fuerza más alta de lo normal. Esto ocurre porque dichos vasos se hacen más estrechos y la sangre encuentra una mayor resistencia a fluir.

 

La mayoría de personas hipertensas no experimenta ningún síntoma. Esta es la razón por la que la tensión alta se considera una condición silenciosa. Por eso, es recomendable que te realices chequeos médicos desde el momento en el que tu test de embarazo te confirma que te encuentras en condición gestante.

 

Factores de riesgo que pueden causar tensión alta en el embarazo

Según la Academia Americana de Médicos de Familia (2014), normalmente la tensión alta es causada por factores como la edad, la genética, los hábitos alimenticios y los medicamentos que se toman. A continuación, te presentamos algunas condiciones propias del embarazo que, según la doctora Ernst (2019), pueden causar tensión alta:

  • La cantidad de sangre en el cuerpo aumenta debido a la nueva vida que se encuentra en el vientre materno.
  • El ventrículo izquierdo se vuelve más grueso y grande. Aunque este efecto es temporal, perjudica el funcionamiento del corazón.
  • Los riñones incrementan la retención de líquidos, por lo que la tensión arterial aumenta.

 

Tipos de tensión alta durante el embarazo

De acuerdo con la Clínica Mayo (2018), durante el embarazo pueden ocurrir los siguientes tipos de tensión alta.

 

Hipertensión gestacional

Este tipo de tensión alta se desarrolla a partir de la veinteava semana de embarazo. Por lo general, desaparece después del parto y no causa daños ni a la madre ni al bebé.

 

Preeclampsia

Esta enfermedad consiste en el aumento repentino de la presión arterial después de la veinteava semana de embarazo. A diferencia de la hipertensión gestacional, la preeclampsia puede ocasionar daños importantes en órganos como riñones, hígado o cerebro. También aumenta la posibilidad de presentar la llamada eclampsia (convulsiones o estado de coma).

 

Hipertensión crónica con preeclampsia superpuesta

Se produce cuando se padece de tensión alta crónica antes del embarazo y esta condición empeora durante el mismo.

 

Algunas consecuencias de la tensión alta durante el embarazo

Afectaciones al bebé

El menor flujo sanguíneo en la placenta puede causar tensión alta. En estos casos, el bebé recibe menos oxígeno y nutrientes. Algunas de las consecuencias de esta condición son las siguientes:

 

  • El bebé presenta bajo peso al nacer.
  • Su crecimiento es lento.
  • Puede ocurrir un parto prematuro, cuyos efectos en el recién nacido van desde problemas respiratorios hasta un mayor riesgo de contraer infecciones.

 

Desprendimiento de la placenta

La tensión alta aumenta la probabilidad de que la placenta se separe del útero. Su principal consecuencia es un sangrado intenso que puede poner en riesgo tu vida y la de tu bebé.

 

Lesión en distintos órganos

Si la tensión alta no se trata adecuadamente, puede ocasionar lesiones en órganos principales como cerebro, corazón, pulmones, riñones e hígado.

 

Enfermedad cardiovascular en el futuro

Debido a la tensión alta, existe el riesgo de presentar enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos (enfermedad cardiovascular) en el futuro.

 

Como te has podido dar cuenta, la tensión alta puede ocasionar múltiples consecuencias irreversibles durante y después del embarazo. Depende de ti buscar asesoría médica para prevenir esta condición y proteger tu vida y la de tu bebé.



Bibliografía:

American Academy of Family Physicians. (2014). Pregnancy-induced Hypertension. Estados Unidos: familydoctor.org. Recuperado de https://familydoctor.org/condition/pregnancy-induced-hypertension/?adfree=true
Ernst, H. (2019). High Blood Pressure During Pregnancy. Estados Unidos: Healthline. Recuperado de https://www.healthline.com/health/high-blood-pressure-hypertension/during-pregnancy
Marcin, J. (2020). Everything You Need to Know About High Blood Pressure (Hypertension). Estados Unidos: Healthline. Recuperado de https://www.healthline.com/health/high-blood-pressure-hypertension#symptoms-of-high-blood-pressure