Mundo saludable
Alimentación balanceada, consejos para una vida saludable

Alimentación balanceada, consejos para una vida saludable

Siempre es buen momento para comenzar a llevar una vida saludable. No importa tu edad, condición física, peso o cualquier otro factor, tú puedes lograr tus objetivos. Lo único que necesitas para mejorar tu salud es crear un plan alimenticio, de ejercicio y actividades diarias. Una alimentación balanceada es la base para tener un cuerpo sano y mejorar tu calidad de vida.

 

Factores a tomar en cuenta para una alimentación balanceada

Lo primero que debes hacer, antes de comenzar un régimen alimenticio, es conocer los nutrientes que necesita tu cuerpo. Esto significa saber por qué es importante pensar en proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas y minerales. Aquí encontrarás las funciones de cada uno de ellos en tu organismo.

 

  • Proteínas: entre las funciones principales de las proteínas en nuestro organismo, destaca la creación de tejidos. Esto indica que son las responsables de la generación muscular. Además, resultan vitales para facilitar algunas funciones químicas en nuestro cuerpo.
  • Carbohidratos: son esenciales para dar energía al organismo y permitirle realizar sus funciones diarias. También sirven como apoyo para potenciar las funciones de las proteínas en el cuerpo. En temas gástricos, los carbohidratos ayudan a optimizar las funciones intestinales.
  • Grasas: Esta palabra no necesariamente negativa, pues el cuerpo necesita un porcentaje saludable de grasas La grasa ayuda, entre otras cosas, a la absorción de vitaminas liposolubles en el cuerpo. También son muy importantes en todos los procesos hormonales.
  • Vitaminas: existen 13 tipos de vitaminas, que ayudan, entre otras cosas, a mejorar el funcionamiento de tus órganos. Es importante consumirlas de forma balanceada para tener energía, mantener el cuerpo saludable y bajar de peso.
  • Minerales: es importante consumir minerales para mejorar las funciones más básicas del organismo. Estos nutrientes ayudan al mantenimiento celular, fortalecimiento de los huesos, producción de hormonas y más. También contribuyen de forma directa en las funciones musculares y nerviosas.

 

Estos son los grupos que intervienen en una dieta saludable. Conocer cómo actúa cada uno te ayudará a elegir tus alimentos para llegar al peso ideal. Con esta información, también podrás conocer todos los beneficios para tu cuerpo.

 

¿Qué debes comer para tener una alimentación balanceada?

El segundo paso a seguir consiste en conocer los alimentos y sus componentes. Haciendo esto, sabrás exactamente qué aportes positivos recibirás de cada uno, así como su distribución en tu dieta.

 

Estos son algunos de los alimentos más importantes en una alimentación balanceada:

 

  • Proteína animal: es muy importante que tu dieta tenga proteína animal. Lo recomendable es alternar carne de res, pollo y pescado. Estos alimentos te darán hierro, vitamina B12, zinc y muchos otros nutrientes para tu organismo.
  • Frutas y verduras: las frutas son una fuente inagotable de vitaminas, minerales y fructosa natural, indispensables para tus actividades diarias. Lo recomendable es comer fruta de forma balanceada, en no más de dos comidas al día. Incluir fruta en tu desayuno te ayudará a sentirte fuerte y con energía para tus actividades diarias.

 

Las verduras son el complemento ideal para una alimentación balanceada. Al igual que las frutas, poseen una gran cantidad de vitaminas; además, carecen de grasas y te brindan los minerales que necesita tu cuerpo. Es aconsejable comer todo tipo de verduras: hortalizas, raíces, hojas y más.

 

  • Agua: tomar agua simple es una de las cosas más importantes y benéficas que puedes hacer por tu organismo. El agua simple te ayudará a limpiar toxinas, eliminar grasas y disminuir la cantidad de azúcares en tu cuerpo.

 

También puedes optar por tomar jugos naturales, preferentemente hechos en casa, para evitar la ingesta de conservadores y sustancias dañinas.

 

Opciones para complementar tu dieta

  • Frutos secos: nueces (en todas sus modalidades), cacahuates, almendras, avellanas, pistachos; todos ellos son considerados alimentos funcionales y aportan una gran cantidad de beneficios a tu dieta. Además de ser deliciosos, los frutos secos contienen una importante mezcla de proteínas y carbohidratos, así como omega 3, entre otros.
  • Productos lácteos: cualquier derivado de la leche entra en esta categoría, que puede representar grandes beneficios para ti. Su consumo también es benéfico para fortalecer los huesos y mantener estable la presión arterial.

Come de tres a cinco veces al día

Dependiendo de tu metabolismo y actividades diarias, puedes elegir cuántas veces comer al día. Es importante que no pases horas de hambre, para no sufrir alteraciones en el metabolismo. Lo recomendable es comer entre tres y cinco veces al día, de forma balanceada y en cantidades adecuadas.

 

Con esto, tu cuerpo siempre tendrá nutrientes para funcionar y evitarás pasar hambres entre comidas. Haciendo este cambio hacia una alimentación balanceada, tu metabolismo se acelerará, quemarás grasa y bajarás de peso.

 

Además de lo anterior, tu cuerpo siempre tendrá nutrientes para mantener sus funciones vitales y no pasarás momentos de hambre. Acostúmbrate a comer saludable varias veces al día, en vez de pensar en antojos entre comidas.

 

La hidratación es parte de una alimentación balanceada

Las bebidas son muy importantes dentro de un nuevo régimen alimenticio. Es recomendable tomar mucha agua mejorar todos los procesos del cuerpo y eliminar toxinas, así como para purificar tu cuerpo. Además, es importante que disminuyas el consumo de refrescos, jugos envasados y bebidas no preparadas en casa.

 

Toma en cuenta que, en promedio, el cuerpo necesita dos litros de agua todos los días para funcionar correctamente.

 

Complementa tu régimen de alimentación balanceada con ejercicio

 

Comer bien y hacer ejercicio es la mejor manera de mantener tu peso ideal y dar a tu organismo todo lo necesario para mantenerse saludable. Esto no quiere decir que debas realizar rutinas exhaustivas. Lo mejor es avanzar progresivamente.

 

El ejercicio te ayuda a mejorar tu metabolismo y oxidar grasas mucho más rápidamente. Cuando combinas una dieta balanceada con un régimen de ejercicio constante, los resultados son notorios y muy benéficos para tu organismo. Así, no solo llegarás al peso ideal, sino que tendrás una vida mucho más saludable y te sentirás mejor. También tendrás mucha mayor energía para realizar tus actividades diarias.

 

Baja de peso y fortalece tu cuerpo

Si quieres llevar una vida saludable, seguir una dieta para bajar de peso debe ser complementada con acciones para que tu cuerpo se mantenga saludable. Puedes añadir, a tu plan de alimentación balanceada y ejercicio físico, la realización ejercicios mentales, como la meditación.

 

Recuerda que bajar de peso de forma excesiva o repentina no es saludable; lo mejor es que el proceso sea gradual y seguro. Es recomendable que te pongas metas semanales, a corto plazo, para que puedas medir mejor los resultados.

 

También puedes combinar tus objetivos alimenticios con tus rutinas de ejercicio, para tener la energía necesaria. Si logras mantener estos hábitos durante las primeras semanas, te será más sencillo lograr tus objetivos.

 

Crea un hábito de alimentación balanceada, no dietas temporales

Lo que debes buscar es llegar a tu peso ideal; pero no solo eso, sino mantenerte en ese rango y no subir. Para conseguirlo, en vez de hacer dietas temporales, crea un nuevo hábito de alimentación balanceada que sea permanente. Si comes bien por una semana, bajarás de peso esa semana. Si comes bien siempre, te mantendrás saludable siempre.

 

Tu salud es vital, pero mantener hábitos saludables lo es todavía más. Se dice que todo hábito toma 21 días en volverse costumbre; eso es lo que te tomará habituarte a tu nueva vida. Después de ese tiempo, todo será mucho más sencillo y, sin duda, los resultados serán cada vez más evidentes.

 

Lo más importante para una vida saludable es elegir un verdadero cambio para ti. Puedes comenzar un nuevo régimen alimenticio, pero ten en mente que tu principal objetivo debe ser mantenerte saludable. Por eso, debes consumir alimentos que te ayuden a bajar de peso y conocer qué beneficios aporta cada uno.

 

Tomando en cuenta estos consejos, seguramente lograrás tu objetivo y llegarás a tu peso ideal en el tiempo establecido. Recuerda que lo más importante es mantener la motivación, crear un hábito y no desistir. Una alimentación saludable te ayudará a prevenir problemas, mantenerte saludable y llegar al peso que deseas.

 

Es tiempo de vivir Saludable

 



Bibliografia:

Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (2019). Peso saludable. CDC.gov. Recuperado de https://www.cdc.gov/healthyweight/spanish/index.html
Organización Mundial de la Salud (31 de agosto de 2018). Alimentación sana. WHO.int. Recuperado de https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/healthy-diet
Calañas-Continente A.J. y Bellido D. (2006). Bases científicas de una alimentación saludable. Revista de Medicina de la Universidad de Navarra, 50 (4), pp. 7-14. Recuperado de https://www.researchgate.net/profile/Diego_Bellido/publication/28139516_Bases_cientificas_de_una_alimentacion_saludable/links/02e7e525927d15625c000000/Bases-cientificas-de-una-alimentacion-saludable.pdf
Becerra Bulla F. et al. (septiembre de 2015). Prácticas alimentarias de un grupo de estudiantes universitarios y las dificultades percibidas para realizar una alimentación saludable. Revista de la Facultad de Medicina, 63 (6). Recuperado de https://www.crossref.org/iPage?doi=10.15446%2Frevfacmed.v63n3.48516
Moreno Aznar L.A. et al. (noviembre-diciembre de 2013). Evidencia científica sobre el papel del yogur y otras leches fermentadas en la alimentación saludable de la población española. Nutrición Hospitalaria, 28 (6). Recuperado de http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S0212-16112013000600038&script=sci_arttext&tlng=pt