Mundo saludable
Comer en familia

Comer en familia tiene como resultado niños sanos física y emocionalmente

Seguramente has escuchado en varias oportunidades la importancia de comer en familia y no sabes la razón. Pues bien, hay muchas y todas apuntan hacia el bienestar, tanto nutricional como emocional de cada miembro de la familia. El simple hecho de esperar a que llegue la hora de comer para sentarnos todos en familia genera una sensación de confort inigualable. Y si tienes niños en casa, la alegría será el plato principal en tu mesa.

 

Comer en familia es la mejor forma de alimentar tu estómago y  tu alma. Este es el momento oportuno para charlar con tus hijos acerca de cómo estuvo su día. Pero también para entablar conversaciones bajo una atmósfera cargada de positivismo. 

 

Comer en familia te permite comer más saludable

Cuando ves la importancia de comer en familia, te sientes comprometida con el bienestar de tus hijos. De modo que pronto te interesarás por cocinar saludable. Así que  lo mejor de cocinar sano y en familia es que tus hijos aprenderán a comer alimentos que normalmente no les gustan.

 

La mayoría de los niños se muestran renuentes a consumir alimentos nutritivos como verduras y vegetales. Pero esto puede cambiar si les enseñas la importancia de comer en familia. Puedes, a través de un acto tan simple y natural como dar ejemplo, incentivarlos a probar cualquier comida que no les apetezca.

 

Lo importante es que tengas paciencia y no los obligues a comer algo que no quieran. Recuerda que la hora de sentarte a comer es un momento para relajarse y compartir. De esa manera, tus hijos deben percibirlo siempre. No necesitas sacrificar tu  salud y bienestar emocional, solo porque tus hijos no quieren probar comidas nuevas.

 

Según los expertos, comer en familia ayuda a prevenir trastornos alimenticios como la obesidad, la bulimia o la anorexia.

 

Cocinar y comer en familia promueve valores como la solidaridad y la generosidad

Cuando permites que tus hijos se involucren en la preparación de la comida, notas la alegría y felicidad con la que participan. A los niños les gusta meterse en la cocina y sentir que ellos también pueden cocinar. Aprovecha esa actitud innata en tu hijo y enséñale actividades tan simples como batir huevos, amasar, o hacer galletas.

 

Los resultados de involucrar a tus niños en la cocina son realmente satisfactorios. De modo que verás cómo de forma natural van comprendiendo que son importantes y que deben colaborar en casa.

 

Si tus hijos adquieren el hábito de contribuir en la preparación de la comida, pronto los verás acomedidos y ansiosos por ayudarte. Lo cual los hace más generosos y solidarios contigo y por lo tanto, con los demás.

 

Aprovecha cualquier momento para dejar que tus hijos tomen el control de la cocina. Sobre todo, cuando ya son mayores. Pero en el caso de los más pequeños déjalos que participen en la elaboración de platos que no impliquen un riesgo para ellos. Vigílalos y no tendrás de qué preocuparte.

 

Llevar una vida saludable es la mejor experiencia que puedes ofrecerle a tu familia. De allí que necesites prestar atención a las horas en que le das de comer a tus hijos. Así que ya sabes, escoge la hora ideal para comer en familia y date el gusto de compartir una deliciosa comida. Estos momentos, por muy sencillos que sean, son los que vas a atesorar en el futuro y ellos también.

 

Es tiempo de vivir Saludable

 



Referencias Bibliográficas:

Atlas España. (s.f.). Comer en familia para evitar los trastornos de la conducta alimentaria. Recuperado de https://www.abc.es/espana/abci-comer-familia-para-evitar-trastornos-conducta-alimentaria-201909251557_video.html?ref=https%3A%2F%2Fwww.google.com%2F#ancla_comentarios
Fominaya, C. (2020). Una investigadora de Harvard: Cenar después de las nueve tiene consecuencias muy graves para la salud de los niños. Recuperado de https://www.abc.es/familia/vida-sana/abci-investigadora-harvard-cenar-despues-nueve-tiene-consecuencias-graves-para-salud-ninos-202010140121_noticia.html