Mundo saludable
Controlar la presión alta en el embarazo

¿Cómo llevar un buen control de presión alta en el embarazo?

La presión alta en el embarazo parece ser una de las condiciones de salud que más preocupa a las mujeres. De ahí la importancia de prevenir mayores riesgos con un estricto control médico.

 

¿Qué origina una hipertensión crónica en mujeres embarazadas? Las causas pueden ser múltiples. Pero no te preocupes, si sigues algunas recomendaciones médicas y nutricionales, reducirás las posibilidades de presentar complicaciones de salud.

 

Causas de la presión arterial alta en el embarazo

La presión arterial debería mantenerse en niveles normales durante el embarazo. Sin embargo, muchas veces se puede elevar por motivos emocionales (Santos, 2020) o por la acción que ejerce la placenta para regular la tensión de la mujer de acuerdo con las necesidades del bebé.

 

¿Qué ocurre cuando la presión alta en el embarazo es constante? Se trata de una situación de alarma que requiere del reconocimiento de un conjunto de síntomas y variables importantes.

 

En primer lugar, debes saber que la presión arterial normal está por debajo de 120/80. Por su parte, una presión elevada implica que la presión sistólica se ubica entre 120-129 y que la presión diastólica es menor a 80.

 

¿Cuándo se considera que la hipertensión es crónica?

Es importante aclarar que hay distintos tipos de presión alta en el embarazo. En el caso de la hipertensión arterial gestacional, esta se puede presentar después de la semana 20 de embarazo (Brice, 2018). La mujer con esta condición de salud no tiene exceso de proteínas en la orina y no ha padecido daño en ningún órgano debido a la hipertensión.

 

Por otra parte, la hipertensión crónica se puede haber generado antes del embarazo o de forma posterior, a las 20 semanas. También se puede hablar de hipertensión arterial crónica con preeclampsia superpuesta, cuando se agudizan los síntomas en el embarazo con un empeoramiento de la presión arterial alta y aumento de proteínas en la orina.

 

¿Qué es la preeclampsia?

Se habla de preeclampsia cuando la presión alta en el embarazo surge de manera repentina después de la semana 20 (Redacción Infosalus, s.f.). Además, puede generar daños en algunos órganos como el hígado y los riñones.

 

Se trata de una de las condiciones de salud más alarmantes durante el embarazo. Sin embargo, si se atiende a tiempo, no genera consecuencias graves para la madre ni para el bebé.

 

Reconoce los principales síntomas de la presión alta en el embarazo

Debes considerar que, muchas veces, la presión alta en el embarazo no genera síntomas. No obstante, si presentas dolor de cabeza intenso o abdominal, así como un aumento rápido y alto de peso (Redacción Cigna, s.f.) en una semana, tienes que acudir al especialista de inmediato.

 

Recomendaciones y consejos generales

Es importante, ya sea que sufras o no de hipertensión arterial, consideres ciertos cuidados en el embarazo (Redacción Cigna, s.f.):

 

  • Acude a todas las citas prenatales para que el médico realice las evaluaciones pertinentes.
  • Comprueba la tensión arterial con regularidad.
  • Revisa antecedentes familiares y personales de presión arterial alta.
  • Cuida tu alimentación en el embarazo para reducir el riesgo de sobrepeso.
  • Haz ejercicio moderado.

 

Cuida lo que comes

Los malos hábitos de alimentación pueden desencadenar un problema de presión alta en el embarazo. Debes evitar, principalmente, el consumo elevado de sodio, es decir, por encima del 5 % del valor diario (OMS, 2020).

 

Los médicos recomiendan, para tener las arterias sanas, consumir complementos con omega 3 (El Confidencial, 2017). También es necesaria la ingesta periódica de alimentos con alto contenido de magnesio, como cereales integrales, legumbres y frutos secos que permitan equilibrar los niveles de sodio en la sangre.

 

Es preciso destacar que solo el 5 % de las mujeres embarazadas sufren de hipertensión (Lara, 2019). Cumplir con un control médico responsable, así como con una buena alimentación, evitará riesgos para ti y para tu bebé.

 

 

Referencias Bibliográficas:

Santos E. (6 de julio de 2020). Los cambios en la presión arterial alta durante la gestación. Saber Vivir TVE. Recuperado de https://www.sabervivirtv.com/embarazo-y-parto/cambios-en-la-presion-arterial_2159
Brice A. (junio de 2018). Hipertensión en el embarazo. Revista Peruana de Ginecología y Obstetricia, 64(2). Recuperado de http://www.scielo.org.pe/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S2304-51322018000200006&lng=es&nrm=iso
Redacción Infosalus: Mujer (s.f.). Qué es la preeclampsia. Infosalus.com. Recuperado de https://www.infosalus.com/enfermedades/ginecologia/preeclampsia-hipertension/que-es-preeclampsia-hipertension-102.html
Redacción El Confidencial (30 de octubre de 2017). Por qué debes tomar Omega 3 y en qué alimentos lo puedes encontrar. ElConfidencial.com. Recuperado de https://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2017-10-24/omega-3-leche-salud-puleva-bra_1462034/
Lara A. (febrero de 2019). Hipertensión en el embarazo. Manual MSD. Recuperado de https://www.msdmanuals.com/es-ve/professional/ginecolog%C3%ADa-y-obstetricia/complicaciones-no-obst%C3%A9tricas-durante-el-embarazo/hipertensi%C3%B3n-en-el-embarazo
Redacción Cigna (s.f.). Presión arterial alta durante el embarazo. Cigna.com. Recuperado de https://www.cigna.com/individuals-families/health-wellness/hw-en-espanol/temas-de-salud/presion-arterial-alta-durante-el-embarazo-abo3926
Organización Mundial de la Salud (29 de abril de 2020). Reducir el consumo de sal. Recuperado de https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/salt-reduction