Mundo saludable Hábitos saludables: aprende a comer de manera consciente
Habitos saludables Mindful eating

Crear hábitos saludables a partir del Mindful Eating

Nuestra relación con la comida va más allá de una simple necesidad nutricional. Muchas veces tendemos a relacionar los alimentos con nuestros conflictos emocionales, sintiéndonos arrastrados a comer cuando no tenemos hambre. El objetivo es calmar la ansiedad o sentir alivio ante emociones humanas como el miedo o la frustración. Por ello, es de vital importancia implantar hábitos saludables que refuercen nuestra salud.

 

 ¿Tu primer impulso al llegar a casa es picar algo por estrés o aburrimiento? ¿Alguna vez has comido por impulso sin disfrutar ni ser consciente de ello? No te preocupes, no estás solo. En realidad, son situaciones que se dan con más frecuencia de lo que imaginas. Muchas veces comemos con el "piloto automático" activado, sin darnos cuenta de que, en realidad, ese proceso mecánico puede hacernos mucho daño.

 

 Si uno de los retos que te has propuesto es mejorar tus hábitos saludables, descubre la filosofía del Mindful Eating. Alimentarte de forma consciente te ayudará a comer con gusto, llevar una dieta equilibrada sin esfuerzo y dejar a un lado los sentimientos de culpa.

 

Luchar contra el sobrepeso

 La alimentación consciente no consiste en prohibir ningún alimento. De hecho, una dieta concreta te ayudará a adelgazar durante el tiempo que la sigas. Sin embargo, no abordará el problema real que nos ocupa ni mantendrá tu peso ideal en el tiempo. Esta disciplina propone un cambio de actitud. Su planteamiento consiste en permitirte comer de todo, pero solo cuando tengas hambre. Una vez que te sientas saciado, deberás parar y frenar cualquier exceso.

 

 El Mindful Eating consiste en un trabajo de conciencia para conectar con tus emociones y romper con el automatismo mental que te lleva a comer sin pensar. Dicho de otra manera, es la manera idónea de dejar de comer para apaciguar las emociones relacionadas con la ansiedad. Al fin y al cabo, esta es una de las causas principales que explican el sobrepeso: las emociones mal gestionadas.

 

 Con el Mindful Eating transformarás tu relación con la comida para convertirla en una experiencia enriquecedora. Si mantienes una relación turbia con la alimentación como consecuencia del estrés, te beneficiarás plenamente de la alimentación consciente. Y al final, harás tuyos los hábitos saludables de las personas que han alcanzado un peso óptimo de una manera natural.

 

Súmate a la rutina de los hábitos saludables

Para añadir hábitos saludables a tu vida de manera permanente, debes ser constante y repetirlos hasta la saciedad. La adquisición de una nueva costumbre se produce tras días de práctica, cuando empieces a asimilarlos.

 

Poseer el control y experimentar dicha sensación será la fuente de tu motivación. No debes olvidar que tú decides qué, cómo y cuándo comes. De cualquier modo, dicha asimilación resultará más o menos sencilla, dependiendo de cada caso. Todo dependerá del vínculo creado alrededor de tus emociones y del grado de disparidad entre ellas y la comida.

 

Sea como sea, este sistema resulta menos dificultoso que una dieta restrictiva basada en la prohibición de determinados alimentos. También será más efectiva, pues los hábitos saludables formarán parte de un proceso que mantendrás a lo largo del tiempo.

 

Antes que nada, hay que desechar la idea de que hay que diferenciar entre alimentos permitidos y prohibidos. Tu dieta ha de ser variada y equilibrada, incluyendo cada día un gran surtido de frutas y verduras, proteínas magras y grasas saludables. También hay que saber parar cuando estemos saciados y disfrutar del placer de comer.

 

Algo más que una cuestión de adelgazar

La alimentación consciente va más allá del hecho de adelgazar. Es bastante útil para instaurar ciertos hábitos saludables y luchar contra los trastornos de la alimentación. Sin embargo, aún hay más.

 

 La relación que mantienes con la comida está asociada a tu entorno y carácter personal. Por ejemplo, si comes a escondidas, puede que te estés engañando a ti mismo en otras facetas de la vida. De hecho, si cambias esta dependencia tóxica basada en lo emocional, el resultado se reflejará en algunos aspectos de tu vida.

 

Cómo introducir la alimentación consciente en tu vida

Al añadir nuevos hábitos saludables obtendrás bienestar y una mayor autoestima, al mismo tiempo que alcanzarás un mayor autoconocimiento. Lo cierto es que hacerte responsable de tu cuerpo y saber cómo satisfacer tus necesidades es todo un logro. No lo subestimes.

 

  • Si te entra hambre, bebe agua. A veces, no sabemos distinguir entre el hambre y la sed. Sin embargo, muchas veces acabamos comiendo cuando lo que el cuerpo necesita es beber.
  • No te saltes ninguna comida. Si permaneces muchas horas sin comer nada, al final sentirás mucha hambre. Esto te impedirá que puedas tomar decisiones conscientes y podrás sentir el impulso incontrolado de comer.
  • Piensa antes de comer. Cada vez que vayas a comer pregúntate si de verdad tienes hambre o si lo haces por aburrimiento o para terminar con la tristeza. Recuerda que es muy importante distinguir el hambre emocional del físico. Además, piensa que no tienes obligación de dejar el plato limpio.
  • Si comes fuera de casa, recapacita. Es preferible que mires bien la carta para decidirte por un plato apetecible que se ajuste al hambre que tienes. Tampoco aceptes sin más las sugerencias del camarero, la alimentación consciente trata precisamente de romper con ese piloto automático del que hablábamos.
  • Cuando vayas a comer, dedícate por entero a ello. Olvídate del celular, de la televisión o del computador. De hecho, uno de los hábitos saludables más aconsejables consiste en limitar las conversaciones en la mesa.
  • Despierta todos tus sentidos. Procura sentir el olor de los alimentos, fijarte en sus colores y saborear sus texturas. Se trata de disfrutar y reavivar sensaciones con cada bocado.
  • Sírvete con moderación, otro requisito fundamental para mejorar tus hábitos saludables. Basta con llenar el plato una sola vez y dedicar un mínimo de 20 minutos a la tarea de comer. Para ello, toma bocados pequeños, mastica lentamente y deja los cubiertos sobre la mesa entre un bocado y otro. Al comer más despacio, el cuerpo podrá reconocer la sensación de saciedad y dejar de comer en ese preciso momento.

 

El plan de hábitos saludables comienza en tu smartphone

Puedes descargar la aplicación Mindful Eating desde iTunes para incluir de manera consciente los hábitos saludables más responsables. Esta App te será de gran ayuda para centrarte en esta vorágine de sensaciones culinarias y en tu relación con la comida. Se trata de llevar un diario en el cual anotar tus impresiones: lo que comes, el nivel de hambre que sientes, lo que piensas y sientes, y el nivel de placer que te proporciona.

 

No te confundas. No se trata de una aplicación para seguir una dieta ni para contar calorías. Consiste en una guía para ser más reflexivo a la hora de comer. Su precio es de 14875 pesos.

 

Una alternativa similar para los dispositivos Android es Food Diary. Esta App gratuita también funciona como una especie de diario de alimentos para realizar un seguimiento de lo que comes cada día.

 

Los primeros pasos

Uno de los primeros ejercicios que propone el Mindful Eating consiste en comer un alimento sencillo como una pasa y dejarse llevar. Tendrás que imaginar que es la primera vez que lo comes, dejando a un lado cualquier idea preconcebida.

 

Esta actividad puede durar unos 20 minutos. En la primera mitad del tiempo, deberás analizar su forma, color y textura. Después, deberás tocarlo, olerlo y llevarlo a los labios, sin comerlo. Pasados unos minutos, podrás centrarte en masticarlo lentamente para descubrir su sabor y sentir cómo pasa por tu garganta.

 

 Comer de manera consciente te llevará a aprender a comer y a fijar hábitos saludables que creías tener olvidados. Es importante conocer nuestro interior para saber reconocer cuándo tenemos hambre y cuándo nos hemos saciado. De esa forma, obtendremos una alimentación sana y alcanzaremos nuestro peso ideal. Eso sí, no olvides completar tu dieta sana y nutritiva con una actividad física regular.

 

Es tiempo de vivir Saludable

 



Referencias Bibliográficas

Carlavill, M. (1 de agosto de 2019). Comer de manera consciente. La mente es maravillosa. Recuperado de: https://lamenteesmaravillosa.com/comer-de-manera-consciente/

 

Pérez, R. (16 de enero de 2018). No tienes hambre: estás aburrido. La importancia de distinguir entre hambre emocional y hambre físico a la hora de adelgazar. Xatakaciencia. Recuperado de: https://www.xatakaciencia.com/salud/no-tienes-hambre-estas-aburrido-la-importancia-de-distinguir-entre-hambre-emocional-y-hambre-fisico-a-la-hora-de-adelgazar

 

Moreno, C. (27 de junio de 2017). Mindful eating: alimentarse de forma consciente. Intimind. Recuperado de: https://intimind.es/mindful-eating-alimentarse-de-forma-consciente/