Mundo saludable
Alimentación saca con frutos secos

¿Por qué los frutos secos contribuyen con una alimentación saludable?

¿Sabías que un puñado de frutos secos al día puede contribuir con tu bienestar? Generalmente los tomamos como simples aperitivos, pero tienen un gran valor nutricional.

 

Grasas saludables, antioxidantes, fibras y substancias bioactivas que promueven una buena salud; estos elementos, entre otros, están contenidos en los frutos secos. Por lo tanto, su consumo habitual está relacionado con un efecto cardioprotector, lo que redunda en una mejor salud.

 

¿Qué son los frutos secos?

Las almendras, los anacardos, las avellanas, las nueces, las nueces de macadamia, los pistachos, son frutos secos. También las semillas de calabaza, semillas de girasol y los piñones. El maní es una legumbre, pero popularmente se considera fruto seco.

 

Los frutos secos son alimentos de origen vegetal. Su principal característica es que su composición tiene menos del 50 % de agua, según el Código Alimentario Español.

 

El diccionario Larousse Cocina los define como “frutos sin pulpa, envueltos en una cáscara leñosa”. Asimismo, los describe como “ricos en lípidos y pobres en agua, y particularmente energéticos”.

 

Los frutos secos son propios de la dieta mediterránea, en la cual se consumen de tres a siete raciones. No obstante, se ha generalizado su consumo como parte de una alimentación sana.

 

¿Qué dice la ciencia? Los frutos secos y una dieta saludable

Debido a su elevado aporte calórico, los frutos secos adquirieron en el pasado una fama que no merecen realmente. Se les responsabilizaba por el aumento de peso, pero la ciencia ha confirmado lo contrario.

 

Así lo demuestra una investigación publicada por The American Journal of Clinical Nutrition (2009); se trata de un estudio en el que participaron más de 50 mil mujeres entre 20 y 45 años. La conclusión a la que llegaron los investigadores es que un mayor consumo de frutos secos se asocia con un menor riesgo de aumento de peso. El hallazgo coincide con un estudio más reciente, apoyado por el Consejo Internacional de Frutos Secos y Frutos del INC, España (Health Press Releases, 2017).

 

Lo anterior es posible gracias a que los frutos secos favorecen la saciedad. Además, tienen un efecto prebiótico, es decir, benefician la flora intestinal y mejoran la absorción de minerales, así como la síntesis de vitaminas.

 

De esta manera, la ciencia respalda las recomendaciones dietéticas para aumentar el consumo de estos alimentos naturales. De hecho, la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) recomienda los frutos secos como parte de una dieta saludable. Dicha recomendación se basa en que contienen proteínas de alta calidad, fibra, vitaminas, minerales y fitoquímicos con propiedades antioxidantes.

 

No te confundas: ¿Cuáles son los frutos secos saludables?

Existe una gran variedad de frutos secos que puedes consumir para cuidar tu salud. Es importante que te asegures de que sean productos 100 % naturales, sin adición de sal y azúcar.

 

Puedes incluir las almendras en tu dieta, pues son una gran fuente de calcio. También tienen un alto contenido de vitamina E, que es buena para tu piel.

 

Asimismo, incluye el maní. Es rico en nutrientes, vitaminas antioxidantes y fitoquímicos. Además, contiene fibra, vitamina E, magnesio, fósforo y coenzima Q10.

 

También puedes aprovechar los nutrientes de los anacardos, las avellanas, castañas, nueces y pistachos. Por sus propiedades, pueden conformar una valiosa parte de tu alimentación saludable.

 

Incorpora los frutos secos en tu rutina diaria. Tener siempre una bolsita en la oficina y en casa te permitirá disfrutar de sus beneficios cuando quieras. Recuerda que, además de energía, aportan vitaminas antioxidantes para tu bienestar.

 

Es tiempo de vivir Saludable

 



Referencias Bibliografícas:

Bes-Rastrollo M., Wedick N.M., Martinez-Gonzalez M.A., Li T., Sampson L. & Hu F.B. (29 de abril de 2009). Prospective study of nut consumption, long-term weight change, and obesity risk in women. The American Journal of Clinical Nutrition, 89(6). pp.1913-1919. Recuperado de https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2683001/
Boletín Oficial del Estado (21 de septiembre de 1967). Código Alimentario Español; Decreto 2484/1967. Presidencia del Gobierno, España. Recuperado de https://www.boe.es/buscar/pdf/1967/BOE-A-1967-16485-consolidado.pdf
Health Press Releases (27 de julio de 2017). New study co-funded by INC reveals nut consumption is associated with reduced weight gain. INC International Nut & Dried Fruit. Recuperado de https://www.nutfruit.org/health-professionals/news/detail/new-study-co-funded-by-inc-reveals-nut-consumption-is-associated-with-reduced-weight-gain?utm_source=JuanRev&utm_medium=newsletter&utm_campaign=hpnl&utm_content=hpweight
Diccionario Gastronómico (sf). Frutos secos. Larousse Cocina. Recuperado de https://laroussecocina.mx/palabra/frutos-secos/