Mundo saludable Estilo de vida saludable: ¿cómo influye el metabolismo en tu salud?
Relación entre el metabolismo y un estilo de vida saludable

La relación entre el metabolismo y un estilo de vida saludable

El cuerpo humano nos demuestra que sus habilidades y virtudes son infinitas. Por eso debemos cuidarlo llevando un estilo de vida saludable, y en armonía espiritual.

 

En ocasiones, a pesar de llevar una vida sana, ¿no ves grandes cambios en tu peso o sientes que te falta energía para realizar tus actividades? Aquí te contaremos cómo tu metabolismo es el que ‘manda la parada’. Además, cómo mejorar el funcionamiento de tu cuerpo.

 

La relación entre el metabolismo y un estilo de vida saludable

 

Primero, debes saber que el metabolismo es el proceso que hace tu cuerpo para poder obtener energía de lo que comes y que así funcione todo tu organismo. Como lo explica el artículo ‘La verdad sobre el metabolismo’ de la facultad de medicina de la Universidad de Harvard (USA), las personas pueden tener metabolismo rápido, lento o promedio. Sin embargo, la alimentación saludable y el ejercicio son fundamentales para ayudarle a estar bien y así, tener un estilo de vida saludable.

 

De acuerdo con esto, te mostramos cuáles son estos ‘empujoncitos’ extra que le puedes dar a tu cuerpo para agilizar tu metabolismo y llevar una calidad de vida adecuada. ¡Es mucho más fácil de lo que parece!

 

  1. Realiza una actividad física regular. De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, para las personas que tienen trabajos o estilos de vida más sedentarios, la recomendación general es hacer al menos 30 minutos de ejercicio diario. Así también tendrás más energía para llevar tu rutina. El ejercicio es vital para llevar un estilo de vida saludable.
  2. Disfruta el ejercicio. En muchas ocasiones puede tomarte trabajo iniciar una rutina de ejercicio, por eso es importante que tengas en cuenta que este no debe ser un ‘castigo’. Sorpréndete de ver las capacidades de tu cuerpo para moverte y estirarte, y de llevar un estilo de vida saludable.

Si aún no te motivas, te damos algunos consejos:

  • Varía tu entrenamiento. Puedes alternar las pesas con clases de baile, o entrenamientos grupales para sentirte motivado.
  • Entrena en casa. En la web hay muchas rutinas que puedes hacer, lo importante es mover el cuerpo.
  • Escoge tu modelo de ejercicio. No tienes que inscribirte a un gimnasio necesariamente, puedes tomar clases de baile, yoga u otras modalidades.
  • Inicia paso a paso. No te sobrecargues las primeras semanas, poco a poco irás cogiendo ritmo.
  1. Toma agua. Intenta reemplazar las bebidas azucaradas por agua. Un artículo de Mayo Clinic sugiere que las mujeres deben consumir 2.7 litros diarios y los hombres 3.7. Si haces deporte, debes consumir más. Tomar agua es uno de los tips más importantes para tener un estilo de vida saludable.
  2. Bájale al exceso de azúcar. Los alimentos altos en azúcar como los dulces, los postres y las bebidas artificiales, rápidamente se convierten en grasa. Esto hará que ganes peso, algo que no le ayuda a tu metabolismo. Además, elevarás tus niveles de glucosa en la sangre y si la consumes sin control, aumentarás el riesgo de contraer diabetes o efermedades cardiovasculares.
  3. Cuida el consumo de harinas refinadas. De la misma forma como el exceso de azúcar se convierte en grasa, igual pasa con las harinas refinadas. Ten cuidado con comer mucho pan, galletas o pasteles ya que además de elevar el nivel de azúcar, ganarás peso rápidamente. Otro factor oculto que quizás no has notado es que el exceso de harinas puede ayudar a contraer problemas digestivos o alergias.
  4. Cambia las harinas refinadas por carbohidratos más saludables. Agrega en tu estilo de vida saludable el arroz, la papa, la pasta, la yuca o sus derivados, con moderación.
  5. Consume grasas saludables. Las grasas son indispensables para vivir, por eso es mejor que consumas las que te hacen bien. La Sociedad Americana del Cáncer recomienda consumir las que provengan de alimentos como frutos secos, aceite de oliva, aceite de maní, aguacates o pescado.
  6. Come frutas y verduras. La ingesta de estos dos alimentos tiene beneficios muy importantes. Ayudan a la reducción en los niveles de colesterol y mejoran nuestro tránsito instestinal. Además, contribuyen a la eliminación de toxinas y aumentan la sensación de saciedad, entre muchos otros.

 

*Las personas con niveles altos de azúcar deben consultar a su médico cuántas frutas pueden consumir al día.

  1. Define las veces que comes al día. Lo importante es la calidad de tu alimentación y que consumas las 3 comidas principales de manera balanceada. Come proteína (vegetal o animal), carbohidratos, vegetales, agua y grasas (saludables).
  2. Come lo que desees, siempre y cuando mantengas un balance. No es cuestión de castigarte con la alimentación, si una vez a la semana quieres comerte un delicioso postre ¡hazlo!
  3. Si eres intolerante a la lactosa o al gluten, prueba las opciones alternas como la leche vegetal y los panes sin gluten. Aquí encontrarás opciones para todos los gustos.
  4. Evita alimentos procesados. La comida natural es la opción más saludable. Mejor las frutas enteras que enlatadas, el cacao natural que el chocolate o las papas de cosecha que fritas.
  5. Acude regularmente a chequeos médicos. La actividad física regular y la alimentación saludable son parte de nuestra calidad de vida, sin embargo, realízate exámenes médicos por lo menos una vez al año para tener todo bajo control.
  6. Procura una asesoría médica. Si deseas iniciar una rutina de ejercicios o de alimentación saludable acude a un especialista en el tema. Un médico, un nutricionista o un deportólogo podrán ayudarte a lograr tus objetivos. También, resolverán tus dudas y adaptarán un plan adecuado a tu cuerpo.
  7. Sé consciente de lo que comes. Para llevar un estilo de vida saludable, debes disfrutar tu alimentación. El Instituto Nacional de Diabetes y de Enfermedades del Riñón y Digestivas te da algunas recomendaciones:
  • Resvisa el tamaño de una porción según la etiqueta de los alimentos. Luego, sírvelo en un plato en lugar de comer directamente de la caja o la bolsa.
  • Evita comer viendo televisión, mientras manejas o mientras estás realizando otras actividades.
  • Concéntrate en lo que estás comiendo, mastica bien y disfruta de las sensaciones y sabores.
  • Come lentamente para sentirte lleno y no seguir comiendo. El cuerpo puede tardarse al menos 15 minutos en darse cuenta de que ha comido suficiente.
  • Usa platos y vasos más pequeños para que tu sensación de saciedad sea mayor.
  • Congela los alimentos que no vas a servir, esto funciona si, por ejemplo, preparas demasiada comida. De esta forma, no tendrás la tentación de terminar todo de una sola vez. Además, si congelas porciones individuales o familiares, tendrás lista comida para la próxima vez.
  • Come a horas regulares. Dejar pasar muchas horas entre las comidas o saltarse una comida por completo, puede hacer que comas en exceso más adelante.
  1. Manten una dieta con las calorías suficientes. Si deseas llevar una alimentación saludable debes tener cuidado en no sobrepasarte en reducir las calorías, ya que a largo plazo esto puede afectar tu salud. De acuerdo a la nutricionista Alina Petre restringir drásticamente las calorías puede afectar tu metabolismo y volverlo más lento. Asimismo, puede causar fatiga y deficiencia de nutrientes, reducir la fertilidad, debilitar tus huesos y disminuir tus defensas.
  2. Hacer ayunos. Esta es una tendencia que se ha popularizado. El Doctor Carlos Jaramillo explica que en esta práctica las personas acostumbran al cuerpo a no comer durante determinadas horas para suspender el gasto de insulina y empezar a usar la propia grasa como fuente de energía. Sin embargo, no es cuestión de dejar de comer un día sin razón alguna, es una práctica que debes realizar con la ayuda de tu médico.

 

Un estilo de vida saludable depende de ti. Cuidarlo te brinda beneficios físicos, fisiológicos y también espirituales. No es tarde para empezar a cambiar hábitos y por qué no, compartirlo con los tuyos.

 

Es tiempo de vivir Saludable

 



Referencias Bibliográficas

Ministerio de Salud. Abecé, promoción de frutas y verdudas. (2015, diciembre). Recuperado de https://www.minsalud.gov.co/sites/rid/Lists/BibliotecaDigital/RIDE/VS/PP/ENT/abece-frutas-y-verduras.pdf

 

Benedetti, A. (2018,septiembre). ¿Cuánto sabes sobre alimentación saludable?. Recuperado de http://www.fao.org/fao-stories/article/es/c/1136413/

 

National Institute Of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. Recuperado de https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/control-de-peso/cuanto-debo-comer#controlar

 

Revista Semana. Seis formas saludables de ayunar. (2019, septiembre). Recuperado de
https://www.semana.com/vida-moderna/articulo/ayunar-que-es-por-que-es-importante-y-como-hacerlo/632562