Mundo saludable Mujeres embarazadas: todo lo que necesitas saber sobre el embarazo
07 Mujeres embarazadas

Mujeres embarazadas: todas las respuestas que necesitas sobre tu embarazo

Si estás embarazada, es común que tengas dudas sobre los cambios que están ocurriendo dentro de ti. No te preocupes, a todas las mujeres embarazadas les sucede. Comienzas a experimentar cambios físicos y emocionales y entonces te llenas de preocupación y angustia. Tranquila, respira profundo.


Es normal que los tengas y quieras investigar sobre los nuevos hábitos que deberías adaptar en tus primeras semanas de embarazo. Por eso, hemos construido este artículo que contiene las preguntas más comunes que tienen las mujeres embarazadas. Lee con atención cada una de estas inquietudes y si sigues teniendo dudas, no olvides que puedes consultarle a un médico.

 

¿Qué alimentos pueden comer las mujeres embarazadas?

Según la OMS (2016) los nutrientes que debes consumir durante el embarazo son: vitaminas, proteínas y minerales. Los puedes obtener a través de alimentos como hortalizas, verduras, legumbres, pescado, carne, cereales integrales, frutos secos y frutas.

 

A continuación, te explicamos algunos de los productos que más deberías consumir:

 

  • Por su alto contenido en probióticos te ayudará a ti y a tu bebé a desarrollar una buena flora bacteriana. Además, te aportará calcio, nutriente importante para la formación de los huesos y dientes de tu pequeño. La OMS recomienda una ingesta diaria de 700 a 800 miligramos.
  • Consume carbohidratos que contengan abundante fibra como cereales integrales, pan integral y la pulpa de las frutas. Así evitarás sufrir de estreñimiento durante y después del embarazo.
  • Los que tienen hojas verdes te suministrarán hierro y ácido fólico que son minerales esenciales para el desarrollo de glóbulos rojos y la formación de órganos y tejidos.

 

¿Qué productos no deben consumir las mujeres embarazadas?

Puedes comer cualquier cosa que desees, pero si se trata de comidas poco saludables, evita comerlas en exceso. No existe una dieta exacta para mujeres embarazadas, por eso lo mejor es que construyas una dieta con tu nutricionista. Además, lo preferible es que prepares tú misma los alimentos. De ese modo, podrás controlar las cantidades de grasas saturadas y azúcares que consumas.

 

Sin embargo, se recomienda en general evitar el consumo de los siguientes productos:

 

No consumas carnes crudas

Es importante que tengas presente lo que comes en el primer trimestre de embarazo, cuando apenas inicia la etapa de gestación. Las carnes crudas o poco cocidas son una de las principales fuentes de contagio por toxoplasmosis. Lo mejor es someter a altas temperaturas la carne cuando se cocine.

 

Evita las bebidas alcohólicas

No importa si es un solo trago, lo más probable es que pase directamente al canal de alimentación del bebé. Esto mismo sucede con el café.  El consumo de este tipo de bebidas puede afectar el crecimiento de la placenta en los primeros meses. De allí la importancia de evitar ingerir bebidas alcohólicas y moderar el consumo de café.

 

Evita fumar

Si fumas, lo mejor es que evites hacerlo durante el embarazo. La pared protectora de la placenta no puede filtrar la nicotina, de modo que esta sustancia la recibirá tu bebé totalmente. Esto lo confirma un estudio hecho por el Instituto de Salud Carlos III que afirma que: “La nicotina cruza la placenta y las concentraciones del alcaloide en el feto pueden ser hasta un 15 % más altas que en la madre. (ABC, 2019)

 

De igual manera, modera el consumo de azúcares y sal, recuerda que la preeclampsia y la diabetes gestacional son afecciones muy comunes en mujeres embarazadas.

 

¿Son indispensables los suplementos vitamínicos en mujeres embarazadas?

Si tienes una dieta balanceada, lo más probable es que no necesites suplementos durante el embarazo. Es tu médico quien puede determinar si lo requieres o  no. Sin embargo, posiblemente te prescriba un suplemento prenatal que compense las necesidades extra de hierro, ácido fólico y calcio.

 

Por otro lado, una de las razones por las que se suele recetar multivitamínicos es por el hecho de que hay nutrientes que requieren de la presencia de otras sustancias para que se absorban correctamente. Por ejemplo, el calcio al interactuar con la vitamina D se asimila mejor. Lo mismo ocurre con el hierro que junto a la vitamina C mejora su calidad de absorción.

 

¿Las mujeres vegetarianas deben cambiar su dieta durante el embarazo?

Una dieta vegetariana puede ser sana durante el embarazo si la ganancia de peso y la ingesta de vitamina D, vitamina B12, hierro, calcio, y zinc son las indicadas. La leche de soya fortalecida, los cereales, la quinua son una excelente fuente de estos nutrientes.

 

No obstante, debes revisar con atención la tabla de nutrición de los distintos productos. Esto con la finalidad de asegurarte de que estás consumiendo los nutrientes necesarios. En algunos casos los médicos recomiendan tomar algún suplemento o multivitamínico.

 

¿Qué significan los antojos en las mujeres embarazadas?

En la primera etapa es frecuente que, como muchas mujeres embarazadas, tengas antojos bastante particulares. Puedes sentir atracción por el chocolate, las comidas muy condimentadas o picantes, la sal o mezclas extravagantes de alimentos, por solo mencionar algunas. Los investigadores aún no han logrado establecer si los populares antojos son un indicio de alguna carencia de nutrientes o de la busca de apoyo y entendimiento por parte de la pareja. Lo que sí se ha determinado es que si no satisfaces estos deseos no hay efectos dañinos en el bebé.

 

¿Debes mantenerte alejada de los gatos?

En realidad, aunque es cierto que en las heces de los gatos puede haber parásitos transmisores de toxoplasmosis, hay más posibilidades de que te contagies por una lechuga mal lavada.

 

Claro está que, si tienes un gato en tu casa, tú mejor que nadie sabes cómo alimentarlo y mantener su higiene correctamente. En todo caso, lo que debes evitar siempre es entrar en contacto con las heces de tu mascota.

 

¿Las mujeres embarazadas pueden ejercitarse?

Al contrario de lo que muchos creen puedes hacer ejercicio moderado durante el embarazo. El ejercicio físico beneficia la circulación de la sangre, lo que produce un efecto positivo en el momento del nacimiento. De igual forma, ayuda a que la recuperación después del parto sea más rápida.

 

Además, te genera una sensación de bienestar importante. Ten en cuenta que todos los ejercicios no son aptos para mujeres embarazadas. Estos son los más recomendables:

 

  • Nadar.
  • Bailar.
  • Caminar
  • Pilates.
  • Hacer yoga.
  • Tai Chi.
  • Montar bicicleta.

 

En los últimos años ha surgido una tendencia de mujeres embarazadas que se ejercitan en el gimnasio y siguen una rutina de entrenamiento como la que venían haciendo antes de la gestación. Es importante que sepas que esto solo aplica en ciertos casos.

 

Es decir que, si estás embarazada, no intentes iniciar una rutina con pesas si antes no lo habías hecho. Sobre todo, si tu embarazo es de alto riesgo. Recuerda que debes consultar con tu médico antes de emprender o seguir una rutina de ejercicios.

 

¿A quién puedes acudir en caso de dudas o preguntas?

Acude a tu médico de confianza cada vez que necesites saber algo sobre tu embarazo. Nunca te dejes llevar por comentarios de personas ajenas o de familiares que comparan sus embarazos con el tuyo. Bien podría dársele un giro al famoso refrán y decir que “cada embarazo es un mundo”.

 

Confía siempre en tu instinto maternal y sigue las indicaciones de tu médico, nada podría salir mal. ¡Bienvenida a tu nueva vida como mamá!

 

Referencias

ABC. (2019). Cuando una embarazada fuma, la nicotina atraviesa su placenta. Recuperado de: https://www.abc.es/familia/mujeres/abci-cuando-embarazada-fuma-nicotina-atraviesa-placenta-201905310124_noticia.html



OMS. (2016). WHO recommendations on antenatal care for a positive pregnancy experience. Recuperado de: https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/250796/9789241549912-eng.pdf;jsessionid=5988C31F1C975F63C7F52E076B655DA7?sequence=1