Mundo saludable
Sal común

¿Por qué el consumo excesivo de sal común es un riesgo para tu salud?

El consumo de sal común sugerido en Colombia no debe superar los 7 gramos diarios (Arismendi, 2015); sin embargo, en la realidad cotidiana ese límite muchas veces supera. Si eres de los que no presta atención a este detalle, es momento de que comprendas por qué debes reducir el consumo de sal en tu cocina.

 

A pesar de ser un aditivo de uso regular, su ingesta se ha transformado en un factor de riesgo para la aparición de enfermedades de tipo cardiovascular, renal y gastrointestinal. Además, propicia afecciones como osteoporosis, cáncer de estómago y diabetes, entre otras (Arismendi, 2015).

 

Ahora bien, la sustancia que realmente se relaciona con la aparición de estas patologías es el sodio (OMS, 2020). Una dieta balanceada puede cubrir los requerimientos diarios de sodio; sin embargo, la sal común agregada a las preparaciones hace que estos niveles se incrementen.

 

Numerosos estudios afirman que regular el consumo de sal es beneficioso para la salud. La Organización Mundial de la Salud estima que cada año se evitaría 2,5 millones de defunciones si el consumo de sal en todo el mundo se redujera al nivel recomendado.

 

Efectos de la reducción del consumo de sal común

Si desde edad temprana se educa para mantener un consumo bajo de sal común, el individuo obtendrá beneficios adicionales en su salud y estilo de vida.

 

Disminuyen los trastornos crónicos

Según la OMS, uno de los efectos directos de la reducción del consumo de sodio es la disminución de la tensión arterial y sus efectos coronarios. Cuando se disminuye el consumo de sal, los efectos son inmediatos y notables.

 

La Asociación Americana de Diabetes también insiste en que la sal es enemiga de la glucosa; su consumo eleva los niveles presión arterial y puede llevar a padecer diabetes. Una razón más para limitar su ingesta.

 

Piel más hidratada

Uno de los efectos más notables de la sal común es el que tiene sobre la piel. Todos sabemos que la deshidrata (Martínez, 2019). Cuando la sal disminuye en tu dieta, tu piel lo agradece.

 

Menos hinchazón

La acumulación de líquidos es una afección que puede ser provocada por el consumo de sal (Martínez, 2019). Si bajas las dosis en tu organismo, evitarás la hinchazón y te sentirás más ligera.

 

Cómo disminuir el consumo de sal

Si ya entendiste la importancia de disminuir el consumo de sal común, pero no sabes cómo lograrlo, aquí te damos algunas recomendaciones:

  • En el momento de adquirir alimentos industrializados, es importante estar atento al porcentaje del sodio. De esta forma, ejercerás un control consciente sobre lo que consumes.
  • Si estás en la cocina, lo más recomendable es elaborar las comidas con aderezos que ofrezcan más sabor. También se recomienda el uso de limón para saborizar y evitar el uso de sal en las preparaciones.
  • Trata de no colocar saleros en la mesa. Así evitarás que cualquier miembro de la familia agregue sal adicional a las comidas.

 

Disminuir el consumo de sal común no es una tarea difícil; puedes hacerlo cuando quieras. Los expertos en salud aseguran que disminuir el consumo de sodio mejorará tu calidad de vida.

 

Es tiempo de vivir Saludable

 

Bibliografía:

Organización Mundial de la Salud (2020). Reducir el consumo de sal. WHO.int. Recuperado de https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/salt-reduction
Fundación Española del Corazón. (s.f). Reducir el consumo de sal a la mitad es tan beneficioso como dejar de fumar. FundacionDelCorazon.com. Recuperado de https://fundaciondelcorazon.com/prensa/notas-de-prensa/2466-reducir-el-consumo-de-sal-a-la-mitad-es-tan-beneficioso-como-dejar-de-fumar.html
Martínez, E. (2019). 5 beneficios para la salud de usar poca sal en tus alimentos. Mejor con Salud. Recuperado de https://mejorconsalud.com/5-beneficios-para-la-salud-de-usar-poca-sal-en-tus-alimentos/