Mundo saludable
Salud cardiovascular en niños

¿Cómo mejorar la salud cardiovascular de los niños?

Enseñar a los niños a tomar decisiones saludables es fundamental para su futuro, dado que ello influirá en su salud cardiovascular y, por tanto, en su bienestar. Pero, ¿a qué se refieren esas decisiones?

 

Hay dos factores importantes que destacan los especialistas en el tema. El primero, la necesidad de enseñarles a inclinarse por una dieta saludable, y el segundo tiene que ver con la actividad física diaria.

 

Una alimentación saludable: clave para la salud cardiovascular de los niños

El cuidado de la salud cardiovascular debe comenzar a temprana edad, debido a que su deterioro puede producirse desde la niñez y tener repercusiones en la vida adulta.

 

Ahora, ¿cómo lograrlo? En un estudio publicado en la revista Frontiers in Nutrition, Beckerman y otros investigadores (2017) señalan que las preferencias alimentarias en la infancia persisten en la adultez. Por tanto, establecer en los más pequeños la predilección por alimentos saludables es prometedor para que tengan calidad de vida.

 

Lo mismo sugieren la Fundación Española de la Nutrición y la Fundación Iberoamericana de Nutrición (2019). La alimentación no solo favorece un crecimiento y desarrollo óptimos. Además constituye un medio para que los niños adquieran patrones para una alimentación saludable.

 

¿Qué deben comer los niños para cuidar su salud cardiovascular?

Un niño come de forma saludable si su dieta incluye diariamente fruta natural y verduras frescas (Toro, 2020). Dado que estas son fundamentales para la salud cardiovascular. También son importantes las legumbres, los pescados y los frutos secos, al menos una vez a la semana.

 

Además, su alimentación debe contener “aceite de oliva como aliño natural y agua como bebida habitual” (Toro, 2020). ¿Qué patrón alimentario contiene estos alimentos?

 

La dieta mediterránea, asegura la nutricionista Carlota Reviriego (2017), pues aporta muchos beneficios para los más pequeños de la casa. “Los niños que siguen la dieta mediterránea están más sanos”. Su organismo funciona mejor, pues dispone de todos los nutrientes esenciales.

 

La actividad física como factor determinante para la salud cardiovascular en la infancia

Una investigación de la Universidad de McMaster (2019) demostró que la actividad física en los niños beneficia la salud cardiovascular.

 

Este descubrimiento es esencial para que los padres tomen medidas que ayuden a los niños a mejorar su salud, afirma Nicole Proudfoot, autora principal del estudio.

 

¿Qué ejercicios se recomiendan para la salud cardiovascular según las edades de los pequeños?

El mejor ejercicio para los niños es el ejercicio aeróbico, pues aumenta la resistencia, la fuerza muscular y la flexibilidad.

 

Según la edad, se recomienda:

  • Hasta los 8 años: ejercicios de psicomotricidad, coordinación y equilibrio; ejercicios de sentido del ritmo y del espacio. Por ejemplo, marchar, saltar, trepar, danzar.
  • Desde los 8 a los 12 años: ejercicios que contribuyan al crecimiento y desarrollo general. En esta edad pueden aprender la técnica de distintos deportes.
  • Entre los 12 y 14 años: aumentar el entrenamiento de su deporte favorito. También pueden comenzar algún tipo de competición que los motive a través del juego.
  • A partir de los 14 años: se debe comenzar el entrenamiento más especializado, aumentando los volúmenes de carga y entrenamiento en general.

 

Salud cardiovascular: decisiones saludables en el hogar

Como ves, tanto la alimentación sana como la actividad física son primordiales para la salud cardiovascular de los más pequeños. Pero también lo son para el bienestar de toda la familia. Así que puedes tomar en cuenta ambos aspectos para crear hábitos saludables en tu hogar y mejorar la calidad de vida de todos.

 

Enseñar a los niños a tomar decisiones saludables es fundamental para su futuro, dado que ello influirá en su salud cardiovascular y, por tanto, en su bienestar. Pero, ¿a qué se refieren esas decisiones?

 

Hay dos factores importantes que destacan los especialistas en el tema. El primero, la necesidad de enseñarles a inclinarse por una dieta saludable, y el segundo tiene que ver con la actividad física diaria.

 

Una alimentación saludable: clave para la salud cardiovascular de los niños

El cuidado de la salud cardiovascular debe comenzar a temprana edad, debido a que su deterioro puede producirse desde la niñez y tener repercusiones en la vida adulta.

 

Ahora, ¿cómo lograrlo? En un estudio publicado en la revista Frontiers in Nutrition, Beckerman y otros investigadores (2017) señalan que las preferencias alimentarias en la infancia persisten en la adultez. Por tanto, establecer en los más pequeños la predilección por alimentos saludables es prometedor para que tengan calidad de vida.

 

Lo mismo sugieren la Fundación Española de la Nutrición y la Fundación Iberoamericana de Nutrición (2019). La alimentación no solo favorece un crecimiento y desarrollo óptimos. Además constituye un medio para que los niños adquieran patrones para una alimentación saludable.

 

¿Qué deben comer los niños para cuidar su salud cardiovascular?

Un niño come de forma saludable si su dieta incluye diariamente fruta natural y verduras frescas (Toro, 2020). Dado que estas son fundamentales para la salud cardiovascular. También son importantes las legumbres, los pescados y los frutos secos, al menos una vez a la semana.

 

Además, su alimentación debe contener “aceite de oliva como aliño natural y agua como bebida habitual” (Toro, 2020). ¿Qué patrón alimentario contiene estos alimentos?

 

La dieta mediterránea, asegura la nutricionista Carlota Reviriego (2017), pues aporta muchos beneficios para los más pequeños de la casa. “Los niños que siguen la dieta mediterránea están más sanos”. Su organismo funciona mejor, pues dispone de todos los nutrientes esenciales.

 

La actividad física como factor determinante para la salud cardiovascular en la infancia

Una investigación de la Universidad de McMaster (2019) demostró que la actividad física en los niños beneficia la salud cardiovascular.

 

Este descubrimiento es esencial para que los padres tomen medidas que ayuden a los niños a mejorar su salud, afirma Nicole Proudfoot, autora principal del estudio.

 

¿Qué ejercicios se recomiendan para la salud cardiovascular según las edades de los pequeños?

El mejor ejercicio para los niños es el ejercicio aeróbico, pues aumenta la resistencia, la fuerza muscular y la flexibilidad.

 

Según la edad, se recomienda:

  • Hasta los 8 años: ejercicios de psicomotricidad, coordinación y equilibrio; ejercicios de sentido del ritmo y del espacio. Por ejemplo, marchar, saltar, trepar, danzar.
  • Desde los 8 a los 12 años: ejercicios que contribuyan al crecimiento y desarrollo general. En esta edad pueden aprender la técnica de distintos deportes.
  • Entre los 12 y 14 años: aumentar el entrenamiento de su deporte favorito. También pueden comenzar algún tipo de competición que los motive a través del juego.
  • A partir de los 14 años: se debe comenzar el entrenamiento más especializado, aumentando los volúmenes de carga y entrenamiento en general.

 

Salud cardiovascular: decisiones saludables en el hogar

Como ves, tanto la alimentación sana como la actividad física son primordiales para la salud cardiovascular de los más pequeños. Pero también lo son para el bienestar de toda la familia. Así que puedes tomar en cuenta ambos aspectos para crear hábitos saludables en tu hogar y mejorar la calidad de vida de todos.

 

Es tiempo de vivir Saludable

 

 

Referencias Bibliográficas:

Beckerman, J. et al. (2017). The Development and Public Health Implications of Food Preferences in Children. Frontiers in Nutrition. Recuperado de https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fnut.2017.00066/full
Fundación Española de Nutrición y Fundación Iberoamericana de Nutrición (2019). Estudio Nutricional sobre Población Infantil Española (ESNUPi). Recuperado de https://www.aeped.es/comite-nutricion-y-lactancia-materna/nutricion-infantil/documentos/estudio-nutricional-sobre-poblacion
McMaster (2019). La actividad física en los años preescolares puede afectar la salud del corazón en el futuro. ScienceDaily,11 de junio de 2019. Recuperado de http://www.science-things.com/releases/2019/06/190611081914.htm
Reviriego, C. (2017). 8 ventajas de la dieta mediterránea para los niños. Guía Infantil. Recuperado de https://www.guiainfantil.com/articulos/alimentacion/ninos/8-ventajas-de-la-dieta-mediterranea-para-los-ninos/
Toro, M. (2020). Estas son las claves para enseñar a los niños a comer bien. 20 Minutos. Recuperado de https://www.20minutos.es/noticia/4478632/0/estas-son-las-claves-para-ensenar-a-los-ninos-a-comer-bien/