Mundo saludable
Tipos de grasa necesarias para el organismo

¿Cuáles son los tipos de grasas que necesita el organismo?

¿Te has preguntado qué tipos de grasas necesitas para verte bien? ¡Seguro que sí! Y no es de extrañar que de inmediato se te hayan venido a la mente esos mitos que te hicieron considerarlas como el terror de los macronutrientes. Sin embargo, estamos aquí para ayudarte a despejarlos. ¡Sigue leyendo!

 

Tipos de grasas que necesita tu organismo

Antes que nada, es necesario que sepas que las grasas tienen un papel muy importante en el desarrollo físico y en el mantenimiento de las funciones vitales. Además, regulan el metabolismo y permiten la correcta absorción de las vitaminas del complejo A, D, E y K, que tú y tus pequeños necesitan día a día.

 

Ahora bien, el referente en salud mundial aconseja el consumo equilibrado de los alimentos disponibles, así como limitar la ingesta de grasas saturadas por debajo del 10 % para que goces de una vida saludable (Organización Mundial de la Salud, 2018). Del mismo modo, te recomienda reducir las grasas trans por valores inferiores al 1 por ciento.

 

Sabemos que esta información de los tipos de grasas es importante para ti y para tu familia. Así que a continuación te daremos algunos consejos para que logres una alimentación balanceada y protejas a tus seres queridos.

 

Desterrando el mito creado por la industria alimentaria

Ten en cuenta que la industria alimentaria ha impulsado la venta de uno u otro producto a través de la consigna “bajo en grasa”. Sin embargo, es necesario que incluyas este nutriente en tus recetas para aprovechar sus múltiples beneficios:

 

  • Las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas son tipos de grasas que te ayudarán a prevenir problemas cardiovasculares.
  • El omega-3 se ha constituido, luego de la proteína, en el nutriente más buscado por los deportistas de alto rendimiento.
  • Estos tipos de grasas permiten el adecuado desarrollo cognitivo en tus pequeños.

 

¿Sabes en qué alimentos encontrarlas? Te recomendamos que las busques en nueces, aceites de oliva, girasol, cártamo y en los aguacates. Aunque también es una muy buena alternativa incorporarlas en tu dieta a través de pescados, mariscos y otras especies acuáticas.

 

¿Qué tipos de grasas debes evitar?

Sabes que, dentro de los tipos de grasas conocidas, existen las que se consideran buenas y malas. Estas últimas están casi siempre presentes en los alimentos procesados, los cuales, si los consumes en exceso, pueden provocar:

 

  • Hipertensión.
  • Afecciones cardiacas.
  • Obesidad.
  • Diabetes.
  • Accidentes cerebrovasculares.

 

No solo basta con que te cuides y cuides a tu familia limitando su consumo. Prueba también con aumentar el consumo de alimentos que contengan colesterol bueno y realiza una actividad física una o dos veces por semana:

 

  • Camina junto a tus seres queridos por al menos 40 minutos al día.
  • Practica un deporte que te mantenga en pleno movimiento.
  • Evita el sedentarismo.

 

Y sobre todo, no descartes compartir actividades recreativas con tus niños. Solo así podrás mantenerte lejos de los centros médicos por un buen tiempo.

 

Recuerda: más allá del consumo de proteínas, hidratos de carbono y otros macronutrientes, la ingesta de grasas saludables puede ayudarte a equilibrar tu dieta y promover ciertos cambios saludables para que logres una mejor calidad de vida (Redacción Mayo Clinic, 2018).

 

 

Referencias Bibliográficas:

Wax E. & Zieve D. (revs.) (2018). Información sobre las grasas monoinsaturadas. MedLine Plus. Recuperado de https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000785.htm
Organización Mundial de la Salud (2018). Alimentación Sana. Recuperado de https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/healthy-diet
Redacción Mayo Clinic (2018). Pérdida de peso. Recuperado de https://www.mayoclinic.org/es-es/healthy-lifestyle/weight-loss/in-depth/south-beach-diet/art-20048491